América Economía, mediante el Ranking Empresarial denominado: “Las más grandes de Latinoamérica”, resalta el mejoramiento de la eficiencia operativa de YPFB, ubicándola en el puesto 6 de 500 empresas, tomando como criterio el aumento de la utilidad efectiva, conocida en el ámbito de los negocios como EBITDA. Este es un reporte contable que muestra la diferencia entre ingresos y gastos efectivos antes de cubrir las obligaciones financieras e impuestas sobre las utilidades.

YPFB es la única empresa boliviana que aparece en el ranking internacional, lo que muestra una gestión efectiva de la estatal petrolera. El criterio clave de desempeño EBITDA, refleja las mejores condiciones en la generación de caja para afrontar los requerimientos de capital de trabajo, cubrir pagos de corto plazo y consolidar utilidades netas.

La estatal petrolera se incluye en este ranking en momentos en que el escenario económico no fue muy propicio para crecer. Según el análisis de América Economía desde el año 2012, los ingresos de las 500 empresas evaluadas, no hicieron otra cosa que decrecer tras haber alcanzado su temporada alta de ventas, por más de 2,6 mil millones de dólares. Tendencia que se registró hasta el año 2017, cuando se dio un ligero repunte de 8.7%, explicado en gran parte por las variaciones del precio del dólar de varias monedas Latinoamericanas.

Respecto a las utilidades, el panorama mostró mejorías, indica la publicación, “considerando que 260 empresas reportaron utilidades en 2017 y 2016, por el orden de 56,6 mil millones de dólares, lo que implica un crecimiento de 34,9%.  “Asimismo, en 2017, solo 37 empresas reportaron pérdidas, en comparación a las 48 compañías de 2016”.

La sacudida económica afectó a empresas como Petróleos Mexicanos (PEMEX) y Petrobras. La estatal mexicana, PEMEX, disminuyó sus pérdidas en la última gestión al orden de -14,3 millones de dólares, en el caso de Petrobras los números negativos son astronómicos, hablamos de  -134,6 millones de dólares, registrados en la gestión 2017.

Para ubicarla en el sexto peldaño, el análisis de la publicación consideró la mejora de utilidades de la estatal petrolera incluidas las depreciaciones y amortizaciones que en la última gestión registró 34,3 millones de dólares.

En relación a estos mejores vientos económicos, el presidente de YPFB manifestó “que la industria petrolera comienza a reactivarse y las ventas crecen, lo que representará un reflote en la economía de la región. Hemos tenido un repunte en el precio del petróleo (WTI), lo que implica que habrá mayor inversión y mayor reactivación de la economía regional y YPFB acompaña con mejores resultados operativos que el promedio en América Latina”.

Por su nivel de ventas, la estatal petrolera se ubicó en el puesto 99, debido a la facturación de gas natural que en 2017 significó más de 5.074 millones de dólares.

“Sumando a las buenas expectativas del sector, se espera un buen desempeño económico de la petrolera boliviana, que este año vuelve a estar entre las 100 empresas más importantes de Latinoamérica y es la 14 de 43 empresas petroleras”, concluye el informe.