Los motorizados particulares ganan preferencia para la movilización post cuarentena. Imcruz sugiere algunos de sus modelos citycars para el transporte seguro de la familia.

La seguridad durante la movilización es otra arista importante en esta nueva normalidad. Los vehículos son espacios en los que también se deben cumplir estrictas medidas de higiene y salubridad para evitar contagios, por lo que movilizarse en auto propio puede generar mayor tranquilidad, según concluye el informe de la consultora global Capgemini. Ante esto, Imcruz tiene quince opciones de vehículos urbanos o citycars que son económicas y cuentan con facilidades de pago, según explica Esteban Soruco, gerente Automotriz de la compañía.

La categoría citycars inicia su pasarela con Suzuki y su modelo Alto 800, que es el vehículo más accesible del mercado. Este fabricante también cuenta con el S-Presso, lanzado este año. Las líneas Celerio, Swift, Baleno y Dzire igualmente forman parte del portafolio de la marca japonesa y son considerados autos urbanos de alta demanda.

Mazda propone a esta oferta su modelo Mazda 2 Sedán, el cual viene equipado con seis bolsas de aire y su sistema de asistencia de conducción G- Vectoring. También se suma Renault, con sus renovados modelos 2020 como Kwid, Logan y Sandero. La oferta del fabricante americano Chevrolet son los autos Spark y Beat como excelentes opciones con precios competitivos.

“Chevrolet también tiene unidades de mayor tamaño y espacio como el nuevo Onix, que fue lanzado recientemente”, dijo Soruco. Las marcas Jac y Changan proponen sus modelos citycars, el J4 y el nuevo Alsvin, con el diseño tradicional de los fabricantes chinos.

“Un vehículo propio es una buena opción para movilizarse, porque el dueño podrá cerciorarse de cumplir con todas las recomendaciones de salud e higiene por su propio bien. Por ejemplo, la desinfección del vehículo por dentro y el distanciamiento físico”, indicó el ejecutivo.

Según resultados de la encuesta “COVID-19 y el consumidor automotriz” de la consultora global Capgemini, en la que participaron once países, el 35% de las personas encuestadas están valorando comprarse un vehículo en estos momentos. El 76% de los consultados valoran la mejor higiene del auto privado y el 68% considera que reduce las posibilidades de contagio. Existe un temor por su salud en el 63% de los encuestados si hace uso del transporte público.

 

Fuente: https://bit.ly/2XsgbuE