Pareciera una tormenta perfecta. A la casi total paralización de la economía mundial a causa de las cuarentenas por coronavirus, se suma la mayor caída en el precio del petróleo en la historia (en negativo), que afecta en mayor grado a países como el nuestro, de economías pequeñas y dependientes de la venta de hidrocarburos

Tras conocerse sobre la caída drástica del precio del barril de petróleo WTI a niveles históricos nunca antes registrados, el gobierno nacional estudiará las medidas a aplicar para cubrir el desfase presupuestario ocasionado. El gobierno cotizó en el Presupuesto General del Estado el precio del barril de petróleo en 51,37 dólares para la gestión 2020.
“En el presupuesto el precio del barril de petróleo estaba en 51 dólares y cuando llegó a 20 ya teníamos una previsión, ya se estaba viendo también los mecanismos para poder financiar y cubrir este desfase”, respondió el ministro de Economía y Finanzas, José Luis Parada, al ser consultado.
En este nuevo escenario económico, el gobierno debe revisar las medidas y acciones a tomar para buscar equilibrios en el presupuesto que permitan soluciones a mediano plazo.
Los futuros del petróleo estadounidense para entrega en mayo registraron una caída récord y cerraron en la bolsa Nueva York en -37,63 dólares por barril, lo que representa una caída de un 305,97% en un día.
Parada indicó que la noticia de hoy es un problema que afecta a todos los países, donde los únicos beneficiados serán los consumidores.
“Se va a trabajar a nivel del gabinete para ver cuál es el efecto real y tener una posición para ver cómo vamos hacia delante”, refirió.