En medio de un año desafiante para el sector hotelero marcado por la pandemia, pero con la mira puesta sobre el desarrollo económico del país, Swissôtel Santa Cruz de la Sierra , iniciaba sus operaciones a finales de octubre de 2020, la primera cadena europea de hoteles llegó para diferenciarse como un hotel enfocado en la atención personalizada hacia el cliente.

Después de un año desafiante, Swissôtel Santa Cruz de la Sierra prevé quedarse muchos más en el país y ser parte del desarrollo económico, y un referente de los más altos estándares hoteleros. “Hasta la fecha, seguimos aceptando desafíos y desarrollando nuevas ofertas que puedan satisfacer las necesidades de nuestros clientes. Nos llena de orgullo cumplir nuestro primer año operando en Bolivia a pesar de las duras circunstancias que atravesamos durante ese año, logrando destacar por la excelencia de nuestros servicios, que es uno de los principales atributos de la cadena” afirmó Cecilia Escalante, Gerente General de Swissôtel Santa Cruz de la Sierra .

El hotel esta ubicado pasando el cuarto anillo de la Av. La Salle (canal Isuto), en un lugar privilegiado, por una parte, está rodeado de los centros comerciales, corporativos, de negocios y placer más grandes de la ciudad; pero, por otra parte, con las mejores vistas perpetuas del cordón ecológico del Rio Piraí.

“Todos los hoteles son muy parecidos, tienen habitaciones, piscinas, restaurantes, etc.  Lo que realmente marca la diferencia en el Swissôtel es el servicio, que es 100% personalizado.” Sostuvo Frank Spielvogel, gerente regional de Swissôtel Latinoamérica.

Servicios

El hotel cuenta con 138 habitaciones modernas y confortables, una piscina climatizada al aire libre, la más alta de la ciudad, un jardín vertical con vistas a la puesta de sol, sala de entrenamiento y sauna, sala de masajes, restaurante, Lobby Bar, Rooftop Bar, servicio de lavandería y servicio de consejería durante las 24 horas.

Además, cuento con una sala de conferencias y dos salas para directorio, equipadas con la última tecnología ideales para reuniones corporativas privadas y sociales.

El restaurante ELSA, donde los sabores y aromas latinoamericanos y europeos se mezclan para darle una experiencia gastronómica inolvidable, o si el visitante quiere tomarse un café puede relajarse.

Ideal para disfrutar cócteles y una exquisita selección de aperitivos hechos con pasión se encuentra el lobby bar del hotel “Blu Spirits” su bar y terraza son excelentes para relajarse y disfrutar de un buen momento en el día.

Y por último se encuentra el Rooftop Bar “El Faro”, para una experiencia nocturna, el bar más alto de la ciudad donde los visitantes podrán disfrutar de los mejores cócteles, acompañados de una vista única.

Diseño y decoración nacional e internacional

Swissôtel Santa Cruz de la Sierra de la Sierra, diseñó cada uno de sus espacios con arte nacional e internacional para destacar la cultura de nuestra ciudad. Esculturas de bronce y madera de Juan Bustillos, pinturas de Leoni, obras de Ejti Stih y trabajos de Maya Mclean, son parte del alma del hotel, en el que se respira arte contemporáneo, que se mezcla con los mas elegantes colores y texturas del oriente boliviano que exhiben la calidez del lugar. Destaca el piso de madera “morado”, especie exótica y elegante imposible de omitir en el Lobby Principal del hotel.

El Swiss Circle, característico de todos los hoteles de la cadena muestra la apreciación de la marca por el detalle de la cultura del país donde funciona un Swissôtel.