De acuerdo a la experiencia del personal de ventas de Imcruz, las clientas eligen autos teniendo en cuenta variables como la seguridad, la comodidad o el espacio.

Según un estudio elaborado por las consultoras globales PwC y GfK, las mujeres participan de manera significativa en la decisión de compra de ocho de cada diez autos. “Es una realidad que evidenciamos en nuestros showrooms, ya que en los últimos años hay cada vez más conductoras y compradoras de vehículos; eso influye en la adquisición, incluso cuando el comprador es un hombre”, indica María Inés Carrasco, gerente de Retail de Imcruz.

La ejecutiva ha identificado seis características que las clientas buscan en un auto. La primera es facilidad de manejo. “Independientemente si el vehículo es de caja mecánica o automática, nosotras preferimos una autonomía intuitiva como el cierre centralizado en las puertas, vidrios eléctricos y alarmas”, señala Carrasco. Las siete marcas de la concesionaria: Suzuki, Mazda, Renault, Chevrolet, Changan, Jac y Joylong proponen tecnología que hace más placentera la experiencia de manejo y del estacionado.

El confort es también una variable determinante. Por ejemplo, la búsqueda se concentra en asientos ajustables, tableros digitales y el control del aire acondicionado. El espacio es otro aspecto que influye al momento de escoger un modelo. “Nuestras clientas buscan vehículos con más espacio para guardar sus cosas; cuatro puertas, una baulera amplia y portavasos son parte de las exigencias femeninas”, expresó la ejecutiva.

En cuanto a conectividad se refiere, las mujeres buscan autos con ventajas tecnológicas para las necesidades de entretenimiento, como disfrutar de su música favorita mediante Spotify o la radio con bluetooth, además de la herramienta de geolocalización para los viajes en carretera.

La seguridad también la valoran mucho. “Nuestros modelos cuentan con implementos que cumplen con esta necesidad como bloqueo de puertas para niños, sensores o asistencia para parqueos, cinturones de seguridad según la capacidad del vehículo, frenos ABS, bolsas de aire, entre otros”, señala Carrasco. La durabilidad de los motorizados también es una característica buscada e Imcruz cubre esta demanda con fabricantes de prestigio y estándares de calidad internacionales. “Todos nuestros vehículos cuentan con una garantía de 3 años o 100.000 km (lo que ocurra primero), además del servicio post venta que se integra a nuestra red de 25 talleres a nivel nacional”, indica la ejecutiva.