El presidente de la Asociación Nacional de Avicultores (ANA), Ricardo Alandia, expresó su preocupación por la situación del sector a raíz de la sobreoferta de pollos existente en el mercado, y adelantó que mientras no se solucione el problema, los avicultores seguirán trabajando en el límite de los costos de producción. Es decir, el precio actual que recibe el productor es Bs 7, que depende de la oferta y demanda, situación que arrastra una pérdida de aproximadamente $us 70 millones desde 2018 hasta la presente fecha.

Con respecto al último datos de la Guía de Movimiento Animal  (GMA) emitida por el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag), afirmó que la producción de pollitos BB solo llegará a 18.5 millones, no así a 20 millones como se viene especulado en los últimos días.

Sin embargo, aclaró que desde el 1º de mayo, todas las incubadoras asociadas a ANA iniciaron la reducción del 7% de la importación de pollitos        BB, por lo que están esperando la firma del convenio de parte de los Ministerios de Desarrollo Rural y Tierras y de Desarrollo Productivo para iniciar la planificación de la producción avícola nacional.

De la misma manera, se está ejecutando el control  o supervisión del cumplimiento de las 60 semanas de las gallinas ponedoras, acordado con los Ministerios del rubro en las mesas sectoriales de trabajo; después de la firma del convenio, dicho control será ejecutado conjuntamente con el Senasag.

Cabe aclarar que ANA aglutina a todas las incubadoras del país, así como también a los productores de huevo, pollos parrilleros, codornices, patos y avestruces. Como sector trabaja en coordinación permanente con el Senasag a través de las reuniones del Consejo Departamental de Avicultores (CODA), conformado por ADA, AVIPAR, AMEVEA, Colegio Médico de Veterinarios, Gobernación y Senasag.