La salida de American Airlines del mercado boliviano incidirá en el flujo de turistas hacia el país, pero la decisión obedece a la rentabilidad del mercado boliviano, que no colmaría sus expectativas, y en partes del comunicado señala: “Queremos asegurar que nuestra flota y tripulaciones están sirviendo rutas que son rentables”.

En un comunicado de la empresa, hecho público por dos medios escritos, señala: “American evalúa su red constantemente, observando la oferta y la demanda para cada ruta que servimos. Queremos asegurar que nuestra flota y tripulaciones están sirviendo rutas que son rentables, posicionándonos mejor para el éxito a largo plazo contra la competencia global”. Sin embargo, los operadores de turismo muestran preocupación debido a que la afluencia de turistas podría bajar por la decisión de la línea aérea estadounidense, que dejará de operar a partir del 8 de noviembre.

Además que muestra una señal negativa para inversionistas, y deja en manos de la empresa BoA, los viajes a Miami, Estados Unidos, junto con otras que también prestan el servicio.

Las autoridades nacionales indicaron que la decisión favorece a BoA, debido a que puede llegar a Miami. La decisión favorece a BoA para que amplíe sus operaciones hacia el país del norte.

Fuente: El Diario y agencias