La mañana de este jueves el gobernador Rubén Costas junto a personeros del SEARPI, realizaron un sobrevuelo a las zonas afectadas por las fuertes lluvias que se han venido registrando en nuestro departamento durante los últimos meses. La inspección comprendió la cuenca baja del Río Grande con las comunidades Guineal, Limoncito y  19 de agosto, así como también el Rio Piraí desde Santa Cruz de la Sierra hasta la comunidad Canandoa.

 

La primera autoridad del departamento, dio detalles del sobrevuelo y de los trabajos en los defensivos que ha realizado el Gobierno Autónomo Departamental a través de Searpi, Sedcam, y otras de sus reparticiones a fin de mitigar los efectos de las lluvias. “Hemos hecho un recorrido de los puntos críticos que todavía tenemos y estamos trabajando en la quinta fase en la zona de Guineal, Limoncito, 19 de agosto, luego hicimos un recorrido por El Piraí donde ha habido un buen comportamiento de los canales, de los defensivos, que antes fue una zona neurálgica que venía desde Minero, San Pedro, Aguaí, eso ya está controlado con todo el trabajo que se ha hecho (…)”, informó el gobernador.

La Gobernación ha construido un total de 250 km de canales en el Piraí y 1300 Km de defensivos que se han construido en las cinco cuencas, trabajo con el que se ha podido recuperar unas 250 mil hectáreas de áreas que estaban perdidas y que ahora ayudan a la parte productiva del departamento.

Costas, manifestó que en la zona de Ichilo hubieron rebalses pero se  está trabajando en ello, así como también en otros municipios que se han visto bastante afectados por las crecidas de los ríos como Lagunillas, Cuevo, El Torno y La Guardia.