La empresa Repsol E&P Bolivia S.A. confirmó este lunes el hallazgo de nuevos volúmenes de gas natural y condensado, luego de finalizar la perforación del pozo exploratorio Boicobo Sur-X1 e iniciar la prueba de producción de ese yacimiento el pasado 19 de diciembre.

Según un boletín de esa empresa, en ese pozo se encontró volúmenes de hidrocarburos que constituyen en alrededor de 1 TCF de reservas y recursos prospectivos que se extienden hacia el norte del bloque Caipipendi, con un caudal inicial de producción de alrededor de 35 millones de pies cúbicos por día de gas y 1.800 barriles por día de condensado.

La perforación del pozo Boicobo Sur-X1 se inició el 5 de octubre de 2019, lo que marca aproximadamente 432 días de trabajo, considerando 124 días suspendidos debido principalmente a la pandemia por COVID-19, llegando a una inversión acumulada por parte de los integrantes del Consorcio Caipipendi de más de 90 millones de dólares.

Siempre según ese documento, para la ejecución de las operaciones de ese pozo se contó con un promedio diario de 110 personas en el campo y 250 personas directas entre ciudad y campo, con tareas que demandaron la contratación de más de 15 empresas de servicios, además de la coordinación con los equipos de Perforación y Exploración de Repsol, en Houston y Madrid, así como también de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

Los trabajos de perforación se iniciaron con un trépano de 36 pulgadas de diámetro para concluir con un diámetro de 6 pulgadas, llegando así a alcanzar el objetivo inicial que era la formación Huamampampa, misma que se encontró a 4.867 metros de profundidad. El pozo alcanzó una profundidad final de 5.057 metros.

La perforación de los pozos del subandino, por si sola ya es de alta complejidad, y de manera particular en este pozo debido al cruce de una zona de fallas que implicó un desafío técnico y logístico involucrando operaciones de pesca y desvió (side track), en un ambiente de alta complejidad estructural y de formaciones de difícil perforación requiriendo gran cantidad de herramientas y una logística compleja.

Respecto a la emergencia sanitaria declarada en marzo de 2020, la misma impactó fuertemente la forma en la que se desarrollan las diferentes actividades, de manera particular aquellas realizadas en el campo, donde Repsol centró sus esfuerzos en la prevención del contagio de esta enfermedad y a su vez resguardar la continuidad de las operaciones petroleras, implementado un estricto Protocolo Específico de Bioseguridad COVID-19, aplicado bajo los más altos estándares de seguridad conocidos en la industria petrolífera a nivel mundial.

En materia de seguridad y medio ambiente, la empresa española mantuvo los estándares más altos de la industria y el proyecto se ha desarrollado en coordinación con las comunidades del área de influencia, las cuales han participado de forma directa e indirecta en las diferentes labores desarrolladas a lo largo del proyecto.

El pozo Boicobo Sur-X1 es parte del Área de Contrato Caipipendi, este pozo está ubicado en la provincia Luis Calvo del departamento de Chuquisaca. El Área de Contrato Caipipendi también abarca territorio del departamento de Tarija y todos los reservorios del área están siendo desarrollados y explotados de manera integral por el Consorcio integrado por Repsol E&P Bolivia S.A. (37,5%-Operador), Shell Bolivia Corporation, Sucursal Bolivia (37,5%) y PAE E&P Bolivia Limited Sucursal Bolivia (25%) en el marco del Contrato de Operación suscrito con Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos.

Los campos Margarita y Huacaya constituyen en conjunto un área de explotación con una superficie de 123.000 hectáreas donde a la fecha existen 9 pozos productores La Planta Margarita inició sus operaciones en 2004 y actualmente cuenta con una capacidad de procesamiento de 18 millones de metros cúbicos por día (MM3D).

 

Fuente: ABI