“Es un libro que puede ser controversial pero que merece la conversación. (…) Es un libro osado, a mi me gustó, pero a muchos no les va a gustar”, dijo Valverde.Mesa, el Foro de Sao Paulo y el populismo

“Mesa intentó ser la carta del Foro de Sao Paulo en Bolivia, pero la carta fichada era Evo”, señaló Martínez, recordando que esa organización continental no sólo fue integrada por el MAS sino también por el MBL, “que conformó buena parte del entorno de gobierno de Mesa”.

“Él mismo dice en Presidencia sitiada que Lula era el presidente con el que tenía mayor sintonía. El vínculo con Lula siempre ha sido muy fuerte. Carlos Mesa lo ha segiudo defendiendo hasta ahora, en este proceso del Lava Jato. Hace tres años firmó una carta de apoyo junto a Cristina Fernández de Kirchner, Samper, Insulza, Mujica y Lugo, como parte de un círculo político cercano a Lula y el Foro”.

“El Foro tiene un ala radical con Venezuela, Bolivia y Nicaragua, y un ala moderada con el lulismo y el kirchnerismo. Mesa intentó jugar en esa ala moderada pero le faltó musculatura sindical para llevar adelante ese tipo de proceso. Kirchner y Lula tenían al sindicalismo, pero Mesa no tenía estructura en absoluto”.

“Según testimonio del exembajador de EEUU David Grenlee, Mesa intentó ser un presidente populista. Mesa maneja un discurso antipolítico y antipartidos que es un elemento constitutivo del populismo, sea de derecha o de izquierda. Quien acuñó el término partidocracia fue Benito Mussolini y desde entonces la estigmatización de los partidos siempre ha sido un camino para destruir el multipartidismo. Sucedió en Bolivia, donde el enfrentamiento de Mesa con el Parlamento tendió la alfombra para que el MAS llegara e impusiera su hegemonía”.

“Según Grenlee, Mesa sondeó la posibilidad de dar un fujimorazo. Cuenta que Pepe Galindo, mano derecha de Mesa, lo visitó y preguntó qué pasaría si se cerraba el Parlamento. El embajador respondió que Bolivia dejaría de ser considerada una democracia. Ese fue el momento disuasor de un proyecto de fujimorazo”.

Por qué fracasó el gobierno de Mesa y la reiteración de esa fórmula en la campaña electoral

“La debilidad de Carlos Mesa ha estado en esa postura antipolítica y antipartidos, que es una forma de hiperpresidencialismo. Su gobierno falló por esto y ahora trata de usar esa misma fórmula para su campaña electoral. Se vuelve a hablar de un gobierno de ciudadanos, no aceptan partidos políticos, incluso tienen la consigna de que las alianzas los perjudican”.

“Con la Vocería empezaron a construirlo como candidato opositor”

“Con la Vocería marítima empieza cierta construcción para reanimar políticamente a una figura. También hay construcción de un candidato opositor con el caso Quiborax, donde primero se lo victimiza y después lo amnistían para dejarlo correr. En cierta forma es una retribución a aquella otra amnistía a Evo del 2003”.

“Le ocultaron al país la tesis central de la demanda, la tesis del fallo progresista, donde se pretendía que la CIJ iba a innovar desechando los antecedentes de la doctrina jurídica. Eso el gobierno lo sabía, y el equipo jurídico y la Vocería también tenían que saberlo”.

Carlos Valverde: pero no lo hunde a Evo la sentencia de La Haya.

Martínez: “Porque hubo una electoralización inmediata, donde jugó mucho el lanzamiento de la candidatura de Carlos Mesa. Eso reagendó a los medios de manera fulminante en pocos días”.

Carlos Valverde: ¿cayeron los medios en la trampa?

Martínez: “Los medios deberían haber insistido mucho más en pedir explicaciones sobre lo que pasó en La Haya, la tesis progresista, qué falló… Eso se planteó como mucho por una semana y después todo se concentró en la coyuntura electoral”.

Un candidato frágil y administrable

Carlos Valverde: ¿Mesa es un candidato frágil y adminsitrable?

Martínez: “Cuando un gobierno elige a su oponente ya sabemos lo que se puede esperar, que lo administre. A veces lo sube, a veces lo baja. Lo victimiza un poco cuando está cayendo demasiado en las encuestas. Si el gobierno eventualmente tiene elementos fuertes en contra de Mesa por el Lava Jato, me preocupa que la oposición le ponga las fichas a un candidato vulnerable y 30 días antes de las elecciones salga esto y se hunda ese candidato. Hay un riesgo fuerte y real en ese sentido”.

La postulación del 2002 como transacción financiera

En otro tramo del libro se revelan detalles sobre la negociación que llevó a Mesa a ser parte del binomio con Goni en el 2002:

“El ex ministro de información Mauricio Balcázar y otras fuentes reservadas cuentan algo muy parecido. En la negociación inicial la tesis de Carlos Mesa era ir él de presidente. Llegó a pagar una encuesta de una famosa empresa, pero los resultados no indicaban claramente que fuera presidenciable. El tema se zanjó cuando Goni le dijo que si quería ir de presidente, Mesa tenía que buscar los fondos de campaña. Ahí se terminó todo”.

“Balcázar dice que Mesa vino con esa semilla desde el principio (la de ser presidente). Después se dio una transacción financiera y de ahí que esa sección del libro se llame Vicepresidencia rentada. Incialmente Mesa plantea que podía bajar el flujo de publicidad de su canal de televisión por su candidatura, pero más adelante, cuando le ofrecen compensar cualquier bajada se muestra que no, que buscaba un monto específico. Las fuentes hablan de 1.200.000 dólares”.

“Se pactaron dos acuerdos, uno económico y otro político, con las cuotas de Mesa en las listas parlamentarias. Los dos documentos están en EEUU en una caja fuerte”.

Febrero Negro y la “preparación para la sucesión”

“En febrero de 2003, según la investigación de la OEA hubo una insubordinación anticonstitucional, que es otra forma de decir que hubo un intento de golpe de Estado”.

“Según testimonio de Cayetano Llobet, en febrero Mesa armó un equipo chico en la vicepresidencia y dijo había que empezar a preparar la sucesión. Esto da la pauta que no se trata de que en octubre Mesa hubiera respondido simplemente a una coyuntura, sino que estaba esperando el momento oportuno. El impuesto a los salarios en febrero o el gas en octubre fueron excusas”.

Octubre: un alzamiento planificado

“El Mallku es lapidario, demostrando que en octubre hubo un alzamiento armado planificado, no una insurrección espontánea”.

Carlos Valverde: la toma de carreteras demostró una organización cuasi-militar, con francotiradores y objetivos definidos.

Martínez: “El Mallku dice que se activaron los cuadros dormidos del EGTK. Esa es una bisagra entre ese esquema de octubre y el régimen actual, donde hay un pilar que proviene del EGTK”.

“A Evo lo mandaron afuera a recibir el premio de Gaddafi, para resguardarlo, como lo hacen cada vez que en el país van a haber grandes conflictos”.

Contactos Mesa-MAS

“Grenlee dice que había algun tipo de contacto de Mesa con la oposición, el MAS. El 10 de octubre, siete días antes de la caída de Goni, Evo emite un comunicado pidiendo: ¡Carlos Mesa presidente ya! Y Filemón Escóbar en su libro De la revolución al Pachakuti cuenta cómo van con Antonio Peredo a la casa de Mesa a ofrecerle la presidencia. Hay elementos para decir que puede haber habido algun tipo de coordinación”.

Decreto de amnistía y bloqueo de una investigación internacional

“Con el decreto de amnistía dictado por Mesa se ha obstruido la investigación y la justicia sobre octubre, porque de dos partes de un conflicto se blindó a una”.

“Se dio un intento desde la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados de invitar a la ONU y a la OEA para que se hiciera una investigación internacional sobre octubre, como se había hecho sobre febrero. Esto fue bloqueado totalmente por Mesa a nivel diplomático, por sus embajadores”.

“Una investigación podría haber mostrado lo que empezamos a ver ahora, que fue un alzamiento armado con planificación, eso no se veía en ese momento. Tenemos una vision muy desbalanceada sobre octubre, no está revisada suficientemente la historia de ese proceso”.

Mire los dos videos:

 

 

 

 

Fuente: Carlos Valverde Bravo