DATOS  Según estudios de Cainco, entre el año 2013 y junio de 2017 hubo 62 paros en los puertos chilenos, por problemas internos de aduanas, sindicatos, de  transportistas chilenos y hasta por ver un partido de fútbol. Eso se acabaría con otras alternativas de salida hacia el mar, tales como Puerto Busch.

DATOS  Por puertos chilenos se mueve 3.8 millones de toneladas de carga, de los cuales de 2.1 millones de toneladas es carga de exportación y 1.7 millones de toneladas de carga es de importación.

El financiamiento está a disposición y los proyectos también, pero para el desarrollo de Puerto Busch falta voluntad política para viabilizar alianzas público-privadas, en eso coinciden los empresarios privados, luego que el fallo negativo de La Haya pusiera en la palestra nuevamente a ese puerto con 48 kilómetros de costa soberana, ubicado en el municipio de Puerto Suárez.

Luego que la Corte Internacional de Justicia indicará que Chile no está en la obligación de negociar una salida soberana al mar con Bolivia, desde el presidente Evo Morales, pasando por un par de ministros hasta llegar a diputados, el Gobierno desempolvó la voluntad para desarrollar Puerto Busch.

El presidente Evo Morales habló de darle prioridad al desarrolló de Puerto Busch, en tanto que la ministra de Planificación, Mariana Prado, precisó que se necesita entre $us 600 y $us 800 millones para potenciar ese puerto que da salida soberana al océano Atlántico.

Prado señaló que ya se analiza las vías técnicas de fortalecimiento de Puerto de Busch, básicamente teniendo en cuenta sí se puede trabajar una carretera o un canal que facilite la conexión desde la ciudad de Santa Cruz hacia el puerto.

La autoridad agregó que en este momento también se analiza que la inversión no solo la realice el Estado sino también las empresas privadas, por lo que se adelantan las gestiones para lograr tener acercamientos con el sector privado, puesto que ya se tienen intenciones por parte de algunos empresarios.

Rafael Riva, gerente técnico de la Cámara de Exportadores, Logística y Promoción de Inversiones de Santa Cruz (Cadex), indicó que más allá del financiamiento lo primordial es que el Gobierno se decida de una vez a conjuncionar esfuerzos con el sector privado y hacer que Puerto Busch deje de ser un sueño.

El ejecutivo de Cadex señaló que Puerto Busch es un puerto proyectado desde el Memorándum de 1904, bajo la idea de salir al Atlántico, pero la mirada siempre se volcó en recuperar una salida al océano Pacífico, por territorio chileno que antes fue boliviano.

Riva recuerda que en diciembre del año pasado el presidente Evo Morales firmó un acta de entendimiento para el desarrollo de Puerto Busch a través de las alianzas público-privadas.

 

En función a esa acta, la Administración de Servicios Portuarios de Bolivia (ASP-B) era la llamada a firmar una alianza con uno o más inversores privados para desarrollar la infraestructura de Puerto Busch.

“Deberíamos haber avanzado en la alianza, hasta medio año tener el diseño ya definido, pero se volcó la mirada a lo que es la demanda de La Haya, por eso se retrasó un poco este tema”, expresó el gerente técnico de Cadex.

Cuando Riva habla de desarrollo de infraestructura se refiere a muelles, amarraderos, sistemas de almacenamiento para minerales, graneles, combustibles, patio de contenedores y todo lo que se vaya a necesitar para que sea un puerto de nivel internacional.

Desde diciembre del año pasado hasta la fecha no hubo una reunión específica entre el Gobierno y los empresarios privados,  y como Cadex se ha buscado acercamiento con la ASP-B y al Ministerio de Obras Públicas se le ha planteado la inquietud y el deseo de continuar con este proyecto.

Rafael Riva afirmó que sigue en pie la oferta de financiamiento de $us 600 millones de parte de Italia para desarrollar Puerto Busch y además hay empresarios bolivianos que están dispuestos a invertir.

Con relación a los proyectos para las obras, se sabe que el Ministerio de Obras Públicas ya cuenta con uno y otro tiene la sociedad aeroportuaria boliviana.

Los trabajos para construcción de muelles y ambientes para almacenajes se pueden hacer en un área que fácilmente puede comprender entre 20 y 60 hectáreas.

Sobre la importancia que el Gobierno Nacional le está dando al desarrollo del tren bioceánico, el gerente técnico de la Cadex piensa que es importante contar con varias alternativas para el comercio exterior y no estar amarrados a una sola, ya que puede ser que se esté utilizando la más cara.

La dependencia de puertos chilenos por ahora es innegable, al menos así lo refleja el gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodriguez, al señalar que el 75% de la carga internacional boliviana se mueve por el país mapochino.

Durante el 2017 Bolivia registró déficit comercial con Chile de $us 258 millones, dado que las exportaciones sumaron $us 93 millones y las importaciones $us 357 millones.

El déficit acumulado durante el siglo XXI (desde el año 2000) asciende a $us 3.741 millones. De enero a julio de 2018 el déficit ya suma $us 184 millones.

De acuerdo con los datos del IBCE, de los 5.1 millones de toneladas de carga marítima que mueve Bolivia al año, 4.1 millones salen por el océano Pacífico y 1 millón por el océano Atlántico, fundamentalmente a través de la hidrovía Paraguay-Paraná.

Justamente en la hidrovía Paraguay-Paraná funcionan los puertos Jennefer, Aguirre y Gravetal. El primero ya cuenta con certificación internacional.

Según Rafael Riva, a diferencia de Puerto Busch, el movimiento de carga internacional por cualquiera de los tres puertos mencionados anteriormente, implica un recorrido adicional de aproximadamente 250 kilómetros.

Puerto Busch tiene una salida más directa al río Paraguay, en tanto que los otros tres puertos privados están sobre un canal (Tamengo) donde a veces el nivel del agua no es tan bueno.

Por los tres puertos privados la soya y el clinker son los productos que más se han exportado, mientras que por Puerto Busch ha salido hierro del yacimiento Mutún.

Según el IBCE, durante la gestión 2017 las exportaciones bolivianas por la hidrovía sumaron 1.6 millones de toneladas.

En torta de soya se exportó 668.823 toneladas, en aceite de soya 167.342 toneladas, en clínker 158.194 toneladas, en hierro 38.466 toneladas y en cemento 3.981 toneladas.

Comparado con el 2016 las exportaciones crecieron en 100.000 toneladas, mientras que de enero a julio de 2018 las exportaciones sumaron 1 millón de toneladas.

Por Puerto Busch, según el alcalde de Puerto Suárez, Sebastián Hurtado, en 2016 se exportaron 3.000 toneladas de hierro, en 2017 fueron 43.000 toneladas y en lo que va del año se exportó 45.000 toneladas.

“Los invitamos, aquí tenemos una salida con soberanía al mar, al océano Atlántico y esa se llama Puerto Busch, es por eso que invitamos al Gobierno Nacional, Gobierno Departamental, a los empresarios privados trabajar juntos por la salida que tenemos y que nunca la pudimos atender como se debería”, aseveró el burgomaestre porteño.

En criterio del presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia, Ronald Nostas, existe la necesidad de construir una política nacional de puertos destinados al comercio exterior, como primera medida para disminuir la dependencia de los puertos chilenos.

“Tenemos que pasar del lamento y las justificaciones a la acción, y eso necesariamente pasa primeramente por la definición de una política de Estado”, afirmó el empresario.

Referente a Ilo y Puerto Busch, donde el Gobierno ha volcado la mirada, Nostas indicó que son proyectos prioritarios y totalmente factibles, pero insistió en la necesidad de debatir medidas integrales e involucrar a todos los actores que tienen que ver directamente con un propósito tan importante como la búsqueda de mecanismos que disminuyan los efectos de nuestra mediterraneidad de Bolivia.

Para el presidente de la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo (Cainco), Jorge Arias, de forma inmediata se debe pensar en lo que se tiene y esos son los tres puertos: Gravetal, Jennefer y Aguirre.

Señaló que luego se podrá pensar en Puerto Busch porque es un anhelo que data hace décadas. En lo pronto cree que se debe canalizar las importaciones del Estado por los puertos privados que están sobre la hidrovía Paraguay-Paraná.

El ejecutivo de la Cámara Boliviana de Transporte Internacional, Gustavo Rivadeneira, catalogó como buena la iniciativa de fomentar las alternativas portuarias mediante inversiones en lugares como Puerto Busch.

“Esperemos que Puerto Busch se pueda viabilizar con mayor factibilidad y mayor motivación a exportadores e importadores de nuestro país”, afirmó el representante del transporte internacional.

Con relación a la salida por Ilo (Perú), Rivadeneira dijo que por ese puerto peruano existe el trámite de  un permiso que hace burocrático mover la carga por ese lado.

El ministro de Obras Públicas, Milton Claros, antes de iniciar la construcción de una megainfraestructura en Puerto Busch, primero se debe definir la necesidad que se tiene, cuánto de carga se moverá y qué tipo de carga se va a mover para contar con una infraestructura adecuada.

En criterio del ministro de Gobierno, Carlos Romero, para el desarrollo de Puerto Busch hay un conjunto de actores regionales que son fundamentales.

Destacó que el Estado está dispuesto a realizar inversiones y sentar presencia a través de servicios que se pueden prestar en Puerto Busch.

 

Antonio Tudela, director de la Empresa Siderúrgica del Mutún (ESM) en representación del municipio de Puerto Suárez, indicó que las autoridades tienen que despojarse de egoísmos para el desarrollo tanto de Puerto Busch y los tres puertos privados que ya funcionan.

Tudela afirmó que se ha demostrado que Puerto Busch es un puerto que sí se puede utilizar, se cuenta con un embarcadero para poder acumular entre 15.000 a 20.000 toneladas de mineral.

Agregó que el desarrollo de Puerto Busch debe ir a la par del desarrollo de la planta siderúrgica del Mutún, ya que ambos se complementan.

El asambleísta departamental por la provincia Germán Busch, José Luis Martínez, afirmó que la zona sudeste del departamento cruceño pide ser tomada como una estratégica para el comercio exterior y  como una alternativa de desarrollo para los cruceños y para el país.

“Por Puerto Busch podríamos exportar nuestros productos todo el año y pasar los obstáculos que nos ponen en los puertos Gravetal, Jennifer y Aguirre que están en las zonas fronterizas con el Brasil”, expresó Martínez.

El legislador indicó que hay sectores privados interesados en invertir en este proyecto y no descartó que en la asamblea se tomen medidas de presión como huelga de hambre y bloqueo de caminos.

 

PUNTOS DE VISTA

 

Oswaldo Barriga / presidente de Cadex

“Toca la voluntad política, donde el Estado nos pone las condiciones de acceso”

Puerto Busch es un proyecto que está propuesto hace más de 50 años, existe ya varias alternativas de proyectos, ya existe en este momento un muelle que fue construido para la exportación de mineral del Mutún y ahora toca potenciarlo.

Para eso debemos trabajar en accesos, una carretera que sea transitable los 365 días del año, debemos y hemos hecho una propuesta como sector privado de trabajar en alianzas público- privadas en la que teniendo el acceso como sector privado podamos hacer inversiones bajo el plan maestro de lo que fue el proyecto ferro-portuario Puerto Busch.

Toca la voluntad política, donde el Estado nos pone las condiciones de acceso, donde el Estado nos otorga la posibilidad de invertir bajo el plan maestro del proyecto inicial de Puerto Busch y de esa manera desarrollar inversiones conjuntas y hacer viable Puerto Busch.

De acuerdo a las últimas actualizaciones de costos de financiamiento, ese puerto debería estar costando $us 500 millones y serían inversiones conjuntas.

Sebastián Hurtado / alcalde de Puerto Suárez

“Se nos cierra una puerta en el Pacífico, pero aquí invitamos que tenemos una salida con soberanía al mar”

Este fallo que tanto ansiábamos y esperábamos que salga a favor del pueblo boliviano, no podemos negar nuestra nostalgia, nuestra tristeza, pero también decirles de que nuestra esperanza sigue latente como siempre, de no desmayar nuestra salida por el Pacífico.

Se nos cierra una puerta en el Pacífico, pero aquí invitamos que tenemos una salida con soberanía al mar, al océano Atlántico y esa se llama Puerto Busch.

Invitamos a las autoridades y empresarios a que trabajemos juntos en la salida que tenemos. Nuestro agradecimiento al Gobierno Nacional que ya dio ese giro hacia el sudeste boliviano para el desarrollo de la región, del departamento y del país.

El municipio de Puerto Suárez está con los brazos abiertos para recibir a propios y extraños, a todos los que de buena voluntad quieran venir a invertir en este lado de Bolivia.