El proyecto de reglamentación de la Ley de Movilidad Urbana diseñado por el Municipio fue categóricamente rechazado por transportistas y concejales.

La Alcaldía cruceña pretende cobrar montos elevados por infracciones, hasta 300 veces más de lo que ocurre en el municipio de La Paz.

El proyecto de ley municipal establece sanciones que van desde Bs 4.600 (puede variar según el valor de la UFV) para los conductores del transporte público y para los particulares hasta Bs 34.500.

El concejal de UCS Johnny Fernández indicó que pedirá un informe oral al Ejecutivo, pero cree que las multas están fuera de la realidad y no responden a un estudio técnico.