El presidente del Banco Central de Bolivia (BCB), Pablo Ramos, afirmó el martes que el modelo económico que se aplica en Bolivia con el proceso de cambio, permite la construcción de una economía plural, que va más allá de una economía mixta y constituye una nueva forma de organización, establecida en la Constitución Política del Estado (CPE).

Ramos expresó esa posición durante la inauguración del Seminario Internacional “Evaluación y Perspectiva de la Economía Boliviana y de la Región”, realizado durante esta jornada en el Auditorio del ente Emisor, con la presencia de autoridades nacionales y expositores internacionales.

Estamos construyendo una economía plural que se sustentan en un patrón de acumulación, el cual, como todos los patrones, tiene que ver, en primer lugar, con la generación, apropiación y uso de los excedentes económicos”, dijo.

Según la autoridad financiera, la economía plural implica la coexistencia y desarrollo simultáneo de una forma de organización estatal, otra de organización privada, además de una organización cooperativa y también la organización comunitaria.     En esa línea, Ramos puntualizó que dentro de la aplicación de su política económica, para Bolivia fue esencial la recuperación de la propiedad de los recursos naturales, que es la base de la generación de los excedentes económicos.

Asimismo, explicó que a lo anterior se suma el buen uso que se le está dando a ese excedente económico, convirtiéndolo en inversiones que han aumentado la capacidad productiva del país.

“Ese patrón de acumulación implica también contar con una matriz productiva y una matriz distributiva. La primera tiene que ver con el desarrollo de los sectores que generan excedentes y promueven el crecimiento; mientras la segunda ha permitido a las grandes mayorías de la población el acceso a beneficios”, añadió.

Remarcó que esos beneficios llegan a través de una mejor distribución primaria que permite una mayor participación de los sectores menos favorecidos, pero también de recursos del Estado, con los bonos sociales como el Juancito Pinto, a los niños en edad escolar; la Renta Dignidad, a las personas de la tercera edad; y el Bono Juana Azurduy, a las madres gestantes.

Según el presidente del BCB, el objetivo central de la política económica y de toda la actividad del Estado y la sociedad, es llegar al Vivir Bien, lo cual implica vivir en equilibrio y armonía con la naturaleza, procurando la sostenibilidad y la reproducción permanente

Fuente: ABI