A tres años de inaugurada carretera registra deterioro Una publicación calificó a la carretera inaugurada en febrero de 2015 como la vía más cara del mundo. En efecto, el Gobierno pagó 1.5 millones de dólares por kilómetro.

El prematuro desgaste de la capa asfáltica de la carretera doble vía Oruro – La Paz, inaugurada en febrero de 2015, no fue proyectada con las especificaciones técnicas necesarias, reconoció la representante de la Corporación Andina de Fomento (CAF) en Bolivia, Gladis Genua.

Atribuyó el deterioro prematuro a varios factores, como temperaturas extremas e incremento del tráfico pesado, “más de lo previsto”. A veces los datos no acompañan a las proyecciones de transitabilidad, y a esto hay sumar el éxito de la carretera, pues motivó a un uso más intensivo”, señaló la representante de la CAF en Bolivia.

De acuerdo con un análisis realizado en el taller-seminario Guía de Buenas Prácticas para la Adaptación de las Carreteras al Clima, el flujo vehicular no fue considerado en las especificaciones técnicas de la vía, por lo que puede atribuirse a proyecciones que quedaron fuera de la realidad debido al modelo que se aplicó, dijo el especialista en infraestructura vial de la CAF, Héctor Varela, quien añadió que el deterioro obedece a varios factores, como temperaturas extremas o aumento del tráfico más de lo previsto.

“El éxito de la carretera superó las previsiones de tráfico”, apuntó Varela, al indicar que hace un mes aproximadamente la CAF promovió jornadas sobre el tema, y en el evento sugerían que el análisis de costos se amplíe, y que consiguientemente se incluyan costos mayores, a lo que tiene que incorporarse el mantenimiento y las proyecciones de rehabilitación.

Puntualizó también que una solución técnica para evitar ese tipo de deterioros es el uso del pavimento rígido, que demandan costo altos, pero que en a futuro significan ahorros en mantenimiento y rehabilitación. “Bolivia tiene un potencial en el uso del pavimento rígido y debería aprovecharlo”, complementó.

PROYECCIONES

Por su parte, la representante de la CAF en Bolivia explicó que cuando hay un proyecto financiero se tiene que contar con ciertas características, las que el ente que solicita el financiamiento presenta tiene que incluir costos adicionales.

“Nosotros, a través del equipo técnico multidisciplinario, hacemos la evaluación técnica, financiera, ambiental y social. Hay también modelos que se aplican con proyecciones, incluyendo supuestos que un poco se basan en la historia de lo que ha pasado en esa carretera y, otro poco, en lo que se prevé de lo que puede ser”, señaló.

Al mismo tiempo, reconoció que muchas veces esas modelaciones pueden quedar fuera de la realidad, porque se generan situaciones imprevistas por las características particulares que tiene cada carretera, por lo que cada cual genera una dinámica distinta de lo que se venía previendo, reflexionó Genua.

“Entonces, una doble vía atrae más tráfico que una carretera normal que teníamos de ida y vuelta”, apuntó, pero a la vez señaló que, a veces, las proyecciones dejan de ser adecuadas, porque hay otros factores sociales que se involucran en la propuesta, como la migración de personas.

Agregó: “Al ver una doble vía, la gente se muda a su alrededor, y se genera una dinámica económica distinta a la anterior”.

RESILIENCIA

Pero la variabilidad del cambio climático es también difícil de predecir y los modelos generales no toman en cuenta estos cambios; sin embargo, desde la CAF se hacen las recomendaciones más adecuadas, de acuerdo con la experiencia que tiene la entidad internacional, pero a veces inclusive las cosas salen de contexto, advirtió.

Mientras, la subdirectora general técnica de Asociación Española de Carreteras, Elena de la Peña, dijo que la carretera es un organismo vivo y, al final, todo lo que tiene en su alrededor evoluciona con la vía, y lo que se predice hoy con el tiempo cambia.

LA CARRETERA “MÁS CARA DEL MUNDO”

La carretera doble vía La Paz – Oruro, de 203 kilómetros de extensión, es la más cara del mundo, porque el Gobierno pagó 1,5 millones de dólares por kilómetro, cuando en Europa y concretamente en Alemania, el precio es más bajo, hasta suele llegar a sólo 116.000 dólares, según el portal idealistanews.

“Estamos haciendo historia”. Esa fue la frase con la que el presidente Evo Morales inauguró la nueva carretera que une La Paz con Oruro el 2 de febrero de 2015, después de dos años de construcción. A la luz de las cifras, Morales tenía razón: la autopista de doble sentido, que aunque en su extensión únicamente cuenta con 203 kilómetros de asfalto, ha costado la friolera de 312,5 millones de dólares (unos 275 millones de euros), pagados en el 80% con dinero público. De esta manera se convierte en la carretera más cara del mundo, señaló entonces un artículo firmado por Gorka Ramos, publicado en febrero de 2015.

Fuente: agencias y El Diario