Foto: exministro de Hidrocarburos Mauricio Medinaceli


Los menores volúmenes de venta de gas, a ciencia cierta no tiene una sola explicación, ya que se manejan varias, como la baja demanda de Argentina y Brasil, que cerró el 2018 con 35,2 millones de metros cúbicos día (MMmcd), pero también surge otra respuesta como menor producción del energético, si fuera así, debería llamar la atención “la disminución en la producción de petróleo y condensado, como consecuencia de la menor producción de gas natural”, reflexionó el analista energético del sector Mauricio Medinaceli, en su blog.

Es por ello que señaló que la baja producción o la menor venta de gas a mercados externos, no sólo afectará al Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH), sino también a la producción de petróleo.

El flujo que viene de la tierra está compuesto de gas y líquidos, típicamente la mayor parte del gas se lo envía al mercado externo o al interno, y los líquidos al interno para producir la gasolina y el GLP, explicó en su artículo : “Además de la caída en las regalías: ¿Cómo nos afecta (en Bolivia) la caída en la exportación de gas natural?”

OPCIONES

“Ahora bien, si usted no tiene dónde ‘acomodar’ el gas, pero sí necesita los líquidos asociados ¿Qué opciones le quedan?. En la industria de hidrocarburos existen, al menos, las siguientes alternativas: 1) quemar el gas… malo, muy malo; 2) ventear el gas… igual de malo; 3) reinyectar el gas a la tierra… bueno, pero muy costoso o; 4) no producir el gas y dejarlo bajo tierra… junto a los benditos líquidos”, explicó Medinaceli las opciones que quedan ante la falta de mercados.

Medinaceli sostuvo que la tercera opción es más viable en comparación con las demás, e informó que lo que pasó en diciembre de 2018, fue menor producción de gas natural y líquidos, de 50.000 barriles en enero, cerró el año con 35.500.

Ante ese escenario, Medinaceli planteó más inversión y planificación, con el objetivo de minimizar costos y realizar gestión de control de daños, uno de ellos, es optimizar la producción de líquidos ante menor producción de gas natural.

Advierte que hay que estar preparados para menor producción de gas natural, ya sea por menores envíos a Brasil o Argentina o por limitaciones productivas en el país.

Fuente: El Diario