La Cámara Nacional de Comercio (CNC – Bolivia), primera organización empresarial con 130 años de vida institucional, que aglutina a las nueve Cámaras de Comercio e Industria, Cámaras y Asociaciones Sectoriales y Sub-sectoriales y Binacionales de todo el país, en el marco de la defensa de los intereses del sector empresarial formal, la salud de la economía y el empleo, ante la compleja situación que viene atravesando el país por la emergencia sanitaria del COVID-19, establece lo siguiente:

 

  1. Es responsabilidad de todos los actores políticos, económicos y sociales ejercer liderazgos creativos que aporten soluciones innovadoras en momentos críticos para la salud, la economía y la estabilidad democrática del país. Asimismo, resulta evidente que la calidad del sistema educativo es una muestra de la fortaleza de un país para construir oportunidades colectivas e impulsar el desarrollo. En este sentido, resulta incomprensible la decisión de clausurar el año escolar en Bolivia al dejar a más de 3 millones de estudiantes sin acceso a una educación formal, ocasionar enormes dificultades financieras a las inversiones privadas realizadas en el sector, y poner en riesgo miles de empleos generados en el rubro educativo. En tal sentido, solicitamos al Gobierno Nacional revertir esta decisión, implementando soluciones de formación a distancia que aseguren la continuidad de las actividades educativas en todo el país.

 

  1. Para superar la crisis sanitaria, recuperar el empleo perdido, proteger la vida y la salud de todos los bolivianos, resulta imprescindible aportar positiva y propositivamente desde todos los sectores de la población, en el marco del respeto a la Constitución y a la Ley. Toda acción que busque obstaculizar la circulación de medicamentos y alimentos en medio de una pandemia sanitaria constituye un atentado que no solo afecta la dinámica empresarial sino que pone en riesgo el valor más importante: la vida de los bolivianos.Por lo tanto, instamos a todos los actores de la sociedad, a actuar de manera racional, responsable y coherente, con la finalidad de coadyuvar con soluciones y no aportar con problemas en este difícil momento por el que atravesamos. Se debe garantizar el normal flujo de la cadena de suministro de insumos que son esenciales para enfrentar la emergencia sanitaria en nuestro país.

 

  1. Durante varios meses, como sector privado demostramos nuestro compromiso con Bolivia al apoyar las medidas de cuarentena rígida que tenían como objetivo evitar el colapso sanitario en el país. Lamentablemente, resulta evidente que el esfuerzo realizado por el sector empresarial no se tradujo en una respuesta pública que garantice las mínimas condiciones para atender las necesidades sanitarias en Bolivia.En tal sentido, como sector privado expresamos nuestra oposición ante la posibilidad de que se implementen nuevamente medidas de cuarentena rígida en determinadas regiones del territorio nacional, dado que esta estrategia de actuación no permitió resolver los problemas de fondo, y se tradujo en pérdida de empleo formal y cierre de miles de empresas en todo el país.

 

Instamos a las autoridades públicas a optar por otras medidas creativas e innovadoras además de oportunas y efectivas, para combatir la propagación del COVID-19 como: desburocratización y digitalización de procesos, facilitación de procesos logísticos para la provisión de insumos y productos médicos y de primera necesidad, equipamiento de hospitales y de personal médico, entre otras acciones que permitan resolver de manera inteligente problemas estructurales.

 

UNIDOS TODOS LOS BOLIVIANOS…SUPERAREMOS ÉSTA EMERGENCIA

 

CÁMARA NACIONAL DE COMERCIO (CNC – Bolivia)