Experta cuestionan modelo productivo de agroquímicos

La urea y los fertilizantes basados en cloruro de potasio no son una respuesta a la producción agrícola porque lo que hacen es destruir la vida biológica del suelo, dijo la experta Cecilia Requena.

La investigadora y experta en Cambio Climático, Cecilia Requena, aseveró que Bolivia con la puesta en marcha de las plantas de Urea y Amoniaco y Cloruro de Potasio, ha ingresado al circuito de los agroquímicos, que sería,“un modelo inviable de producción agrícola” que no garantiza la seguridad y soberanía alimentaria.

“El país se insertó en la producción de los agroquímicos con la Planta de Urea y Amoniaco de Bulo Bulo, y este domingo con la inauguración de la Planta de Cloruro de Potasio, en ambos casos producen fertilizantes”, dijo la especialista.

“De hecho a nivel global están en crisis estos sistemas; ya tenemos agriculturas volviendo a lo orgánico porque los agroquímicos no solo destruyen el suelo sino porque cada vez necesitas más abono y necesitas más agroquímicos como pesticidas, y lo único que haces es entrar a un círculo grande de agroquímicos que es inviable”, afirmó.

Sostuvo que está claro que la urea no es una respuesta a la producción agrícola porque lo que hace es destruir la vida biológica del suelo; entonces si al principio tienes unos altos rendimientos  -en afán de lucro- no es una respuesta sostenible en el tiempo.

Indicó que en cuanto al cloruro de potasio como fertilizante, del cual no quiso referirse en específico, se trata de producto con alta concentración de potasio, considerado ideal para las correcciones de deficiencias de este nutriente en suelos arenosos o chacras que comienzan a manifestar deficiencias en este nutriente consecuencia de muchos años de agricultura.

Estas mismas declaraciones fueron vertidas recientemente por los miembros del Comité Científico de Biotecnología, Miguel Ángel Crespo y Roger Carvajal, quienes observaron el modelo agroproductivo de Santa Cruz basado en criterios de lucro sin considerar los impactos medioambientales ocasionados por la ampliación de la frontera agrícola.

PLANTA

La planta de Cloruro de Potasio inaugurada ayer por el presidente Evo Morales producirá 350.000 toneladas del fertilizante que será exportado en una proporción de 90 por ciento señaló el ministro de Energías, Rafael Alarcón.

Estos datos fueron también destacados por el presidente Morales, quien señaló que la inversión llegó a 188 millones de dólares y que la misma se podrá recuperar en cinco años. La planta de Urea y Amoniaco producirá 750.000 toneladas del agroquímico aunque luego de un año de operaciones con grandes interrupciones no logra concretar mercados externos.

“En los Yungas dicen que ni siquiera es rentable este tipo de uso, por esta dependencia a los agroquímicos y en Santa Cruz ya es un problema el uso mayor de abonos agroquímicos; de hecho la Gobernación indica que la mayoría de sus fuentes de agua importantes están contaminados con nitratos que le quita oxígeno al agua para los peces”, señaló Requena.

Dijo también que la urea se usa para la coca como una “tecnología colombiana”, lo cual es muy grave. “Estamos entrando en esa vía que nos conduce al desastre, estamos profundizando el modelo, esa es la urea”, sostuvo.

Las declaraciones de la especialista se dieron en el marco del foro: “Bosques, Amazonía y Visión de Desarrollo” organizado por la Pastoral Cáritas y la Fundación Jubileo.

IMPACTO EN CULTIVOS

Agro Insumos Nova Terra advierte de problemas ambientales que provoca la urea como fertilizante, pues pertenece a los grupos de fertilizantes nitrogenados industrialmente producidos por síntesis química, y utilizado tradicionalmente en la agricultura a gran escala desde hace 60 años.

La urea presenta diferentes efectos negativos, científicamente comprobados en el suelo y el ambiente, lo cual debe ser contundente para sustituir su uso en los suelos agrícolas de México y el mundo, las desventajas y efectos negativos como fuente de fertilizante nitrogenado son: su fórmula química no permite la absorción inmediata por el pelo radicular de los cultivos, por el contrario le produce un daño químico irreversible como puede ser la poda química radicular.

Foto: google

Fuente: El Diario y agencias