El envejecimiento, como el clima, no respeta límites nacionales o étnicos, afecta a cada grupo y subgrupo de la humanidad más o menos por igual.

Se habla mucho de las disparidades que existen al respecto; como, por ejemplo, que a pesar de que Estados Unidos es el país que más gasta en salud por habitante, ni siquiera se encuentra en el grupo de los 30 países con mayor esperanza de vida.

De todas formas, estas estadísticas no deben llevarnos a engaño ya que las disparidades son numéricamente pequeñas. Así, la esperanza de vida en los Estados Unidos es solo cinco años menor que la de Japón.

El autor es José Cordeiro un destacado venezolano universal que estuvo en Bolivia hace un par de meses.

Ver libro aquí