Dos modernas máquinas llegaron este fin de semana para mejorar la capacidad de producción de una cerveza que se produce a 4.070 metros sobre el nivel del mar.

La Cervecería Nacional Potosí recibió dos equipos industriales de alta tecnología que fueron importados desde Alemania. Estas máquinas mejorarán los actuales niveles de producción de la compañía en el marco una inversión de $us 800.000 y un proyecto de expansión nacional.

“La inversión fue planificada a inicios de 2020 pero, debido al inicio de la pandemia que derivó en una cuarentena, además de las tensiones políticas, la operación concluyó el 21 de marzo de 2021 con la llegada de estas dos máquinas”, explicó el gerente de la empresa, Carlos Wille.

Se trata de una lavadora de botellas y una envasadora de cerveza en latas que acelerarán los procesos de producción y reemplazarán a otros equipos que “ya tienen sus años”, precisó el ejecutivo de la compañía.

“Las capacidades máximas de estas máquinas permiten duplicar la producción, pero se las compró con una mirada de futuro. No quiere decir que vamos a producir el doble de entrada. Es como cuando uno compra ropa con tallas grandes para el hijo que va a crecer”, señaló.

Fundada hace 107 años, Cervecería Nacional Potosí tiene una capacidad máxima de 110.000 hectolitros al año, aunque el 2020 fue malo por la pandemia. “No hemos vendido nada durante varios meses, pero hicimos un gran esfuerzo y ningún trabajador fue retirado”, afirmó el Ejecutivo.

En la actualidad, la empresa tiene 120 trabajadores de planta y genera otros 600 empleos indirectos, especialmente vinculados con la distribución y la comercialización.

Wille reveló que tiene en mente la producción de nuevos tipos de cerveza “más gourmet”, pero destacó los cuatro productos que ya tienen buena acogida en el país.

La cerveza Potosina tipo pilsener, Bavaria lager, Potosina Light y Maltita, una bebida sin alcohol, han llegado a diferentes mercados del territorio nacional.

“La cerveza Light es la única de este tipo en Bolivia; es una Potosina con menos grado alcohólico y tiene 30 % menos de calorías”, señaló Carlos Wille.

El capital de la empresa potosina está formado por un 100% de capitales bolivianos y su composición accionaria es totalmente familiar. “Es el emprendimiento de cuatro generaciones de una sola familia”, remarcó el gerente.

Además de la ciudad de Potosí, donde la empresa es líder en el rubro, la cerveza Potosina ha encontrado en las ciudades de Santa Cruz, Tarija y Sucre una acogida muy potente. En ese marco, proyecta una expansión a los nueve departamentos del país.