Análisis de: Roberto Ortiz Ortiz – Fundador de Estudiantes por la Libertad Bolivia

De los creadores de la “Tarjeta de abastecimiento” en Corea del Norte, de la “Libreta de racionamiento” en Cuba y del “Carnet de la patria” en Venezuela; llega a Bolivia para quedarse; la nueva “Billetera Móvil Estatal” con un nombre un poco más innovador y disimulado, no obstante con los mismo fines de control extremo y miseria comunista.

Para mí la llegada de esta billetera es tal vez una de las alertas más importantes de que estamos entrando a una muy fuerte crisis económica y que el gobierno lo sabe. No es misterio que los países antes nombrados hayan implementado estos mecanismos cuando la hambruna y el desastre tocaron sus puertas. Hace años que venimos siguiendo la misma receta y con los mismos ingredientes.

El gobierno boliviano ha sido muy astuto en lanzar esta billetera junto y en función al doble aguinaldo para que nadie se percate de lo que en verdad traman. Es bueno recalcar que este tipo de desarrollos no se crean de la noche a la mañana. Esto lo han pensado muy bien,por mucho tiempo y seguramente nos ha costado a los bolivianos muchísimo dinero de nuestros impuestos. Una inversión que seguramente y como de costumbre no es pública.

Los usos de esta billetera móvil en tiempos de crisis son infinitos, hoy plantean que el 15% del segundo aguinaldo sea abonado a la billetera para comprar solo productos nacionales a empresas inscritas en el Ministerio de Desarrollo Productivo en su desesperación de fomentar la industria nacional ya que la venta de hidrocarburos no es nada prometedora en el futuro cercano y encima se nos están acabando.

El gran problema es que el día de mañana va a ser buena parte de nuestro sueldo mensual el que sea destinado a esta billetera y quien sabe sino todo nuestro sueldo. Las grandes empresas inscritas en este Ministerio podrían ser nacionalizadas con alguna típica excusa de “Plan de la Patria” como hicieron en Venezuela y así podemos seguir con sus posibles y nefastos usos. Lo dejo a su imaginación y creatividad.

Pueden ser especulaciones, pero no seamos ilusos, algo si está muy claro: el gran desarrollo de esta billetera no es solo para el doble aguinaldo, con esto planean controlar y regular fuertemente nuestra libertad económica, derecho de propiedad, privacidad y por ende nuestra vida. Sin olvidar que esta medida solo va a incrementar la informalidad.

La economía no es un tablero de ajedrez que los gobiernos pueden controlar. Es en cambio muy dinámica y se basa en los sueños y libertades de cada individuo que la compone, tratar de controlarla de esta forma arrogante siempre termina en miseria y desastre. Los ejemplos prácticos los tenemos muy cerca.

Se vienen fatales y sobre todo absurdas políticas económicas el año 2019, un año electoral.

Tomado de: EJU.TV