A través de conferencias, talleres y reuniones virtuales, colaboradores de todo el mundo debatieron con el objetivo de expandir el pensamiento, impulsar cambios significativos y fortalecer su cultura de inclusión.

Más de 40.000 colaboradores de Kimberly-Clark participaron de la primera semana global de la inclusión, cuyo objetivo fue debatir sobre liderazgo inclusivo, equidad de género, discriminación y racismo, y prejuicios o sesgos inconscientes, entre otros temas.

“Esta semana movilizamos a los equipos para poner la inclusión en el centro de nuestras conversaciones, entendiendo que debe ser un pilar fundamental en todo lo que hacemos”, dijo Federico Calello, Vicepresidente de Kimberly-Clark Latinoamérica Sur. “Nuestras marcas deben reflejar la diversidad de los consumidores que las utilizan y, a su vez, nuestros colaboradores deben poder ser ellos mismos en el espacio de trabajo, debemos promover juntos un mundo inclusivo. Me enorgullece saber que estamos trabajando para lograr esta aspiración”.

Para promover la inclusión y la diversidad, Kimberly-Clark propuso a los colaboradores estimular la conversación, el aprendizaje y la acción, a través de:

  • Inclusion Labs: sesiones colaborativas de intercambio donde los colaboradores examinaron algunas de las preguntas frecuentes (y difíciles de responder) sobre la inclusión y co-crearon soluciones.
  • K-C Talks: paneles de discusión con líderes senior que abordaron temas como “cultura de inclusión de alto rendimiento” y “liderazgo introvertido”.
  • Inclusion Gyms: workshops de 60 minutos para flexionar y fortalecer los “músculos” en torno a temas clave como “mitigación de prejuicio a través de la confianza”, “diversidad generacional” y “conversaciones de cuidado”.
  • “I am, We are”: mesas redondas conectando a colaboradores de todo el mundo generando cercanía y confianza, y mostrandose cada uno tal cuál es.

Además, la compañía lanzó, durante este año, nuevas iniciativas que promueven la inclusión y la diversidad:

  • #SheCan: nuevo programa de mentores para crecer, desarrollar y crear oportunidades de acompañamiento de ejecutivas seniors para la próxima generación de mujeres líderes en América Latina.
  • Liderazgo con inclusión: programa que capacitará a casi 400 líderes en los comportamientos y acciones necesarios para fortalecer nuestra cultura de inclusión.
  • Intergeneraciones: programa diseñado para conectar diferentes generaciones de empleados en el lugar de trabajo para intercambiar experiencias, conocimiento y perspectivas.

“Para liberar verdaderamente el poder de las personas, tenemos que abrazar las perspectivas y diferencias únicas propias de cada individu. Esto comienza cambiando la conversación”, mencionó Erika Mayer, gerente de Recursos Humanos de Kimberly-Clark Bolivia.