El programa de formación de Huawei, llamado “Semillas para el Futuro”, está en su 5ta versión en Bolivia y ya fueron seleccionados los 20 estudiantes más destacados del país de carreras tecnológicas (electrónica, sistemas computacionales, telecomunicaciones, mecatrónica y ramas afines) que participarán en dicho programa. Valorar a los profesionales del área, evitar la fuga de cerebros, impulsar el uso de las tecnologías motivando e incentivando a que más jóvenes tengan la inclinación en estudios referentes a carreras tecnológicas, son parte de los criterios de estos estudiantes ganadores.

“Los profesionales bolivianos en áreas tecnológicas son muy valiosos y es importante que sean bien pagados y que se aprovechen sus conocimientos para salir del atraso tecnológico que vive el país”, dijo Sandra Maldonado, que está a punto de egresar de la carrera de Ingeniería de Sistemas de la Universidad Privada Franz Tamayo, Unifranz regional Cochabamba y master en animación de 3D.

Piensa que las tecnologías no son costosas si se piensa en todo el beneficio que se obtiene de éstas, como la automatización de ciertas actividades, que acelerará las economías de muchos países en vías de desarrollo. “Las empresas en Bolivia no pudieron hacerle frente a la pandemia por desconocimiento a las tecnologías”, aseguró.

“La expansión del uso de internet nos ha mostrado las grandes desigualdades que hay entre el campo y la ciudad, por ello, muchos niños en poblaciones alejadas no accedieron nunca a las clases a distancia y eso profundiza aún más la falta de oportunidades”, reflexionó por su parte César Illanes, estudiante de la carrera de sistemas de la Universidad Privada de Bolivia.

Asimismo, Lucía Martínez, que está a punto de concluir la licenciatura en la carrera de mecatrónica de la Universidad Católica Boliviana, aseguró que “la pandemia es el más claro ejemplo de que la tecnología es hoy indispensable para todos, porque, caso contrario, no habríamos podido migrar al trabajo a distancia, a los negocios en línea o a la tele salud, que se ha hecho muy habitual en otros países”, aseveró.

“La tecnología nos ha dado más beneficios a la humanidad que quitarnos, como piensan algunos”, comentó la estudiante de mecatrónica que anima a los jóvenes a estudiar carreras tecnológicas y que asimismo Lucía habría creado una maceta con inteligencia artificial que pide riego, sombra y poda, su proyecto se llama Wintata.

Rodrigo Murillo, alumno de la carrera de electrónica y sistemas de la Universidad Privada del Valle Univalle regional Cochabamba, asegura que el poco o nulo conocimiento de los recursos que la tecnología nos proporciona ha derivado en el cierre de muchas empresas medianas y pequeñas que no supieron adecuarse a los retos de la pandemia.

“El Covid-19 nos agarró a todos desprovistos de conocimientos tecnológicos para poder adecuarnos, muchos no sabían ni entrar a un Zoom, entonces todo se fue paralizando poco a poco. Aún no estamos preparados para el uso de las TIC”, afirmó.

Los cuatros estudiantes coincidieron que en Bolivia existe una “huida de cerebros”, porque no se valora aún la importancia de las carreras universitarias y los profesionales formados en sistemas, desarrollo de software, electrónica y mecatrónica. Por esta razón sus grandes conocimientos son desarrollados de manera remota para otros países y para otras empresas que sí aprecian el aporte de la tecnología, inteligencia artificial, nube y 5G entre otros temas.

Sandra, Lucía, César y Rodrigo, así como otros 16 estudiantes ganadores se preparan para capacitarse en el programa virtual de estudios, en especialidades enfocadas en tecnologías de información y comunicación (TIC).

“Semillas para el Futuro” busca promover y desarrollar el talento local en materia de Tecnologías de la Información y Comunicación, incentivando la transferencia del conocimiento, promoviendo un mayor entendimiento sobre las telecomunicaciones. El nombre del programa representa el deseo de nutrir jóvenes profesionales prometedores en todos los países donde Huawei opera. Los resultados han sido muy alentadores para Bolivia: a la fecha, 35 estudiantes universitarios fueron beneficiados con este programa de estudios.