> No se tiene el dato de estimación de las reservas que habría en el campo Boyuy X2


José Padilla, exsecretario de hidrocarburos de la Gobernación de Santa Cruz.

Ante los reiterados anuncios de las autoridades del sector de hidrocarburos sobre el campo Boyuy X2, de una estimación importante en materia de gas, el exsecretario de Hidrocarburos de la Gobernación de Santa Cruz, José Padilla, pide transparencia en el manejo del sector, ya que todavía no se tiene el dato de la estimación de las reservas que habría en el lugar.

Padilla duda todavía que el anuncio de un mar de gas se haga realidad, debido a que hasta la fecha solo se incursionó en un pozo de prueba, y tal vez el pozo Boyuy X2 no cumpla las expectativas de las autoridades.

A principios de año, se anunció que en el primer trimestre se conocería los datos oficiales sobre los trabajos que se realizaron en ese campo, y hasta abril aún no se cuenta con información sobre los resultados de la exploración, aunque en el sector petrolero se espera que en mayo haya importante información sobre el sector de los hidrocarburos.

El experto sostiene que no puede haber un mar de gas en la estructura huamampampa, y tiene dudas de que sea lo que están pensando las autoridades del sector de hidrocarburos.

En enero, las autoridades informaron que Boyuy X2 permitió el hallazgo de la Formación Huamampampa Profundo, cuenca que abarca Tarija, Chuquisaca y Santa Cruz.

El hallazgo se constituye en un nuevo paradigma de la exploración, un hecho histórico para la industria petrolera mundial, con el que se inicia la era de la exploración de megacampos profundos en Bolivia, decía en ese entonces un boletín de prensa del Ministerio de Hidrocarburos.

A más de 7.500 metros de profundidad, la existencia de arenas e importantes manifestaciones de hidrocarburos, cambian el modelo geológico regional, y permite estimar la existencia de grandes cantidades de recursos profundos de gas en el Subandino Sur, agregó.

Sin embargo, Padilla es crítico a la hora de hablar de los anuncios sobre el pozo Boyuy X2, de parte de las autoridades, ya que una prueba no define la existencia de reservas, y por ello solicitó que el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, y el presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Oscar Barriga, sean convocados para explicar sobre estos temas.

Lamentó que se maneje electoralmente la información, y no sea con transparencia, ya que el país se encuentra en una situación difícil, con un déficit fiscal alto, una balanza comercial negativa al primer trimestre y una disminución de las Reservas Internacionales.

“Boyuy X2 no es creíble”, dice Padilla al indicar que la producción de shale gas va en ascenso, y Argentina se perfila como el principal proveedor en la región; ya vende a Chile.

Mientras la demanda del vecino país bajó a 10 millones de metros cúbicos, de acuerdo al nuevo contrato acordado con Bolivia, a un precio de aproximadamente 6 dólares el BTU.

BRASIL

Entretanto, a Brasil queda por cumplir el contrato de gas, y los nuevos serán con los empresarios, y en mínimo porcentaje con la empresa estatal Petrobras; pero tiene ventajas en infraestructura, como los gasoductos.

Sin embargo, observa que las negociaciones realizadas con Argentina, y plantea que las que se hagan con Brasil, deberán ser manejadas a un alto nivel, y los negociadores deberán tener una formación en el sector para alcanzar resultados positivos.

Padilla lamenta que no haya gente con una formación académica para negociar contratos petroleros, al observar lo que se hizo con la Argentina.

Asimismo, abrió la posibilidad de que se mejore la forma de cálculo del precio indexado al LNG, pero deberán pasar dos años.

Los precios del LNG en la región comenzaron a descender por la oferta en el mercado internacional.

Fuente: El Diario