Si bien el crecimiento de Bolivia llegará a 4,5 por ciento del Producto Interno Bruto (Pib) el año que concluye, pero a costa de alto endeudamiento del Banco Central. Por lo señalado el modelo de crecimiento que es generador de desajustes fiscales y pérdida de reservas debe ser revertido mediante atracción de la inversión privada, sea nacional o extranjera.

La deuda pública efectiva (Externa e Interna) desembolsada a diciembre de 2017 alcanza la suma de $us 13.902.3 millones de dólares estadounidenses, equivalente al 36.7% del PIB nominal estimado en 37.863 millones de dólares y el 179% del valor de las exportaciones del 2017, que alcanzaron la suma de 7.746 millones de dólares, señaló el economista Jorge Catacora.

PRECIOS

Debido a los bajos precios del petróleo en el mercado internacional, los ingresos descendieron a tal velocidad que en el último trienio salieron de las reservas del BCB $us 3.000 millones de dólares. Si se considera 2013, la disminución de los activos internacionales desde entonces llegó a 6.400 millones.

Ante escenario, el Gobierno acudió a crédito externo para cubrir inversiones, que en criterio de las autoridades dinamizará la economía estimulando el crecimiento. Pero lo que le falta al Ejecutivo es mejorar el flujo de inversión privada, donde las cifras no son auspiciosas.

La Inversión Extranjera Directa priorizó los sectores de hidrocarburos con 109 millones el año pasado y manufacturas con 92 millones de acuerdo a cifras de la Cepal.

Según el Gobierno para impulsar la actividad económica el denominado doble aguinaldo, podría estimular el crecimiento del PIB en alrededor de 0,8 por ciento. La empresa privada mantuvo su rechazo al beneficio y consideró que tanto el Ejecutivo como la COB tendrían que asumir sus responsabilidades por su efecto negativo sobre el empleo y la producción.

DÉFICIT FISCAL

Como se recordará para este año el Presupuesto General del Estado (PGE) 2018 incluyó el déficit fiscal estimado en 8,3 por ciento, pero analistas económicos señalaron que la cifra podría superar ese dígito.

EXTRACTIVISMO SE PROFUNDIZA

El analista económico José Gabriel Espinoza dijo que el porcentaje mayor de las exportaciones corresponde a los recursos naturales o tradicionales, y en mínimo proporción a los productos no tradicionales (sin gas ni minerales).

Indicó que la soya tiene mayor incidencia en las exportaciones, y el producto ha ingresado a formar parte de los productos básicos que se cotizan en bolsa (commodities), pero no se ha diversificado la oferta del sector al mercado internacional porque el complejo oleaginoso en los hechos oferta solamente grano, torta y aceites comestibles.

Señaló que con anterioridad de 2005 la participación de los productos no tradicionales bordeaba 45 por ciento, pero en los últimos años la situación se modificó, y mientras se estancó las exportaciones de bienes con valor agregado, se duplicó la producción de gas natural.

Fuente: El Diario