El Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) mediante la Dirección de Catastro Rural, registró 723 trámites requeridos por los beneficiarios, entre junio y julio de este año, y resolvió el 92% de las carpetas acumuladas en dos meses que rige la cuarentena flexible en el país, debido a la pandemia del coronavirus.

El director Nacional del INRA, Alejandro Machicao, sustentó que esa mejora se debe a la agilización y pronta atención de trámites que se instauró desde que se hizo cargo de la institución.

“Nosotros, a partir de la flexibilización de la cuarentena y con todas las medidas de bioseguridad necesarias para nuestro personal, recibimos 723 trámites, de los cuales todos fueron entregados de manera oportuna y satisfactoria a los beneficiarios que han hecho su solicitud de nuestro registro respectivo”, dijo la autoridad, citado en un comunicado de esa institución.

El Catastro Rural permite que la administración, gestión y gobernanza de las tierras rurales, parta desde la disposición y conocimiento real de la situación actual de los predios de sus ocupantes, poseedores y propietarios, información generada por el saneamiento de tierras. Su puesta en Bolivia en marcha data de 2011.

Machicao destacó que se logró atender a los productores que solicitaron su trámite en un tiempo no mayor a 10 días, aspecto que en anteriores gestiones no ocurría y remarcó que esa agilización se debe a la instrucción de la ministra de Desarrollo Rural y Tierras, Eliane Capobianco, que pidió atención oportuna al beneficiario.

“Básicamente esta agilización de trámites le beneficia al productor y es una reactivación económica que necesita el Estado porque de esa manera, ellos (los beneficiarios) pueden tener sus papeles al día”, insistió.

Por su parte el director de Catastro Rural, Marcos Vargas, detalló que los trámites despachados se refieren a registro de transferencia, que provienen de diversas figuras, como anticipos de legítima, herencias, compra – venta, entre otros, que dan lugar a certificados catastrales, planos prediales y resoluciones administrativas, si es que el caso amerita.

En relación a las más de 3.600 carpetas y trámites que se tenían acumulados en esa Dirección, que datan de mayo de 2019 a nivel nacional, el funcionario precisó que hasta fines de julio se despachó 3.300 es decir el 92%.

“Es decir a la fecha tenemos algo de 300 carpetas pendientes las que hasta mediados de septiembre estarán totalmente concluidas”, añadió.

A su juicio, esa dinamización se debe, por una parte, a la digitalización que permite un trabajo más efectivo y, por otra, al apoyo administrativo que brindó el director nacional que pidió que los trámites sean atendidos de manera ágil y oportuna.

Complementó que cada funcionario en la actualidad despacha entre 10 y 12 carpetas de trámites al día, porque cada uno tiene metas diarias establecidas y recordó que en el pasado cada uno lograba solucionar, en el mejor de los casos, dos trámites.

Ambas autoridades coincidieron en señalar que entre las metas que se tiene en la Dirección de Catastro Rural, es emitir unos 40.000 certificados catastrales hasta fin de año.

 

Fuente: ABI