La Casa de Bastón, de la comunidad de Candelaria, fue el escenario en el que el equipo de profesionales y técnicos de la Gobernación se reunió con autoridades provinciales y locales, para iniciar las obras de rehabilitación del puente, principal acceso a las comunidades del Pantanal boliviano.

La secretaria de Obras Públicas a.i., Kathia Lara Melgar, explicó que la estructura se deterioró por la fuerza del agua que se registró en la zona, debido a las fuertes lluvias que cayeron en la región.

El asambleísta Alcides Villagómez, y el subgobernador Matías Gil, participaron del encuentro, e informaron sobre el proceso que se tuvo que realizar para iniciar los trabajos. La refacción de esta obra beneficiará a 170 familias que viven en el lugar.

El responsable de la empresa constructora Demo, Bismark Ávila, dijo que se hará un trabajo “seguro y de calidad”. “Que los vivientes de Candelaria no se preocupen, el compromiso es reconstruir un puente que la naturaleza ni con toda su fuerza pueda dañar, se mejorará la infraestructura para que no suceda ningún percance”, afirmó.