Las fuentes tomadas para la nota y los gráficos son los Informes del Banco Mundial:  La Economía en tiempos de COVID – 19 (12 de abril 2020), además de Perspectivas Económicas Mundiales, de junio de 2019 y enero de 2020.

 

 

 

Según el informe La Economía en Tiempos de COVID -19, presentado por el Banco Mundial (BM) el 12 de abril de este año; el PIB de Amércia Latina y el Caribe caerá en un -4,6% este 2020. Según las mismas proyecciones, el PIB de Bolivia lo hará en un -3,4%. De suceder esto, sería la mayor caída del Producto Interno Bruto boliviano desde 1983 cuando fue del -4%, según la misma fuente.

Sin embargo no todos son malas noticias, dichas  proyecciones de la entidad mundial señalan que el PIB del país puede repuntar con un crecimiento positivo de 3,7% en 2021 y 3,4% en 2022.

 

Sobre Bolivia, el informe de abril señala: “El crecimiento económico se desaceleró en 2019, y se espera que el PIB se contraiga en 2020 debido a los impactos de Covid-19 y el bajo precio del petróleo. Amortiguar los efectos de la crisis a través de medidas de alivio a corto plazo es primordial. Después de la emergencia de salud, Bolivia necesita mejorar la calidad de gasto para una consolidación fiscal de calidad e implementar reformas para reactivar la inversión privada, crear empleos formales y proteger de manera sostenible a los segmentos vulnerables de la población”.

 

Sin embargo, para ver el efecto paulatino que pudo tener la pandemia de coronavirus en en las proyecciones de crecimiento del Banco Mundial, consultamos sus dos informes anteriores sobre el tema: el de enero de 2020 y el de junio de 2019.

 

En su informe Perspectivas Económicas Mundiales de enero de 2020, cuando el Covid -19 ya existía en China pero aún no era declarado pandemia, las proyecciones del BM señalaban que América Latina y el Caribe crecería un 1,8% en 2020, 2,4% en 2021 y 2,6% en 2022. En el caso de Bolivia, en estas circunstancias de cautela se proyectaba un PIB de 3% para 2020, 3,2% para el 2021 y 3,4% para el 2022

 

Un poco más atrás, en su informe Perspectivas Económicas Mundiales de junio de 2019, es decir antes de la pandemia de Coronavirus; el Banco Mundial había proyectado que el PIB de América Latina y el Caribe crecería en un 2,5% para 2020. En el caso de Bolivia, señalaba que su PIB crecería en en 2020 un 3,6% y en 2021 sería del 3,4%.

 

Entonces ¿Cuál es el impacto real de la pandemia en la economía si se miran las proyecciones del Banco Mundial sobre América Latina en general y Bolivia en particular? Se puede tener una aproximación a esa respuesta si se comparan en ambos casos (A.L y Bolivia) las tres proyecciones del crecimiento del PIB que hizo el BM antes de la aparición de la enfermedad, durante la aparición de la enfermedad y finalmente cuando ya era una pandemia, es decir los informes entre junio de 2019, enero de 2020 y abril de 2020.

Esas son las tres fuentes comparativas que se muestran en los gráficos.

 

Sin embargo el 2021 se pinta positivo para Bolivia en los tres informes. En el de junio de 2019 se proyecta un crecimiento del PIB nacional del 3,4%; en el de enero, de un 3,2% mientras que en el informe de abril, pandemia de por medio, la proyección de crecimiento para el 2021 es del 3,7%.  Que así sea.