La Cámara Nacional de Industrias (CNI) manifestó, este martes, su preocupación por el incremento de contrabando al país durante el tiempo de la pandemia. Pidió a las autoridades a reforzar el control en las zonas fronterizas nacionales para evitar el aumento de esta ilegalidad.

“Los productos por la pandemia del COVID-19 tienen restricciones formales de comercio exterior para ingresar al país y ahora están ingresando por vía del contrabando incrementando el comercio informal”, refiere una nota de prensa de la CNI.

Ante esa situación, los industriales piden a la Aduana Nacional realizar acciones de lucha contra este ilícito en las fronteras para evitar que se ahonde la competencia “desigual” y “desleal” que sufre la producción nacional formalmente establecida.

“El contrabando está desindustrializando a Bolivia y esta actividad ilícita en la emergencia sanitaria del COVID-19 tiene tendencia creciente”, agrega el boletín.

De acuerdo con las estimaciones del sector privado, el contrabando representa unos $us 2.300 millones por año, es decir, 5,5% del Producto Interno Bruto (PIB).

La CNI resaltó que el Ministerio de Defensa y las Fuerzas Armadas realizan esfuerzos en la lucha contra el contrabando, pero para mejorar ese trabajo piden que la Aduana Nacional aporte con el mismo énfasis, sobre todo desde el aspecto técnico.

Según la Cámara Nacional de Industrias, productos alimenticios, bebidas, textiles, plásticos, muebles e incluso productos farmacéuticos están ingresando de manera masiva y eso se extiende al interior del país, a través del comercio informal en los diferentes mercados y ferias de los nueve departamentos.

 

Fuente: ABI