La importación de combustibles y lubricantes cayó en 54 por ciento y el de bienes de capital en 16 por ciento, en términos de valor, de enero a marzo de la presente gestión, según un reporte del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) con datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).
La importación de suministros industriales no específicos y equipos de transporte, sus piezas y accesorios también cayeron en 16 y 6 por ciento, respectivamente, en este periodo, mientras que la importación de alimentos y bebidas tuvo un crecimiento del 8 por ciento, en términos de valor.
En el primer trimestre las importaciones de Bolivia sumaron 1.982 millones de dólares, un 19 por ciento menos de lo registrado en el mismo período de la pasada gestión, mientras que el volumen de las compras bajó en un 21 por ciento.
Todas las categorías experimentaron una disminución tanto en valor como en volumen, a excepción de las compras de alimentos y bebidas, comparado con los primeros tres meses de 2019./ ANF