Huawei lanzó una serie de módulos y componentes para autos inteligentes con su marca Huawei Inside, estableciendo que está adoptando una estrategia para proveer de soluciones TIC de valor a los fabricantes de vehículos, en lugar de construir sus propios autos.

Previo al evento Auto Shanghai 2021, exposición especializada líder en China, la compañía lanzó las soluciones y componentes inteligentes de próxima generación en la presentación de su línea Huawei Inside.

El conjunto de soluciones incluye tecnología con características inteligentes, tales como el e-cockpit, el radar de imágenes 4D, el despliegue de realidad aumentada para la cabeza, la plataforma de computación digital móvil (MDC, por sus siglas en inglés), y la plataforma abierta de conducción autónoma Huawei Octopus.

Huawei lanzó la iniciativa Huawei Inside en octubre del año pasado. Esta iniciativa incluye una nueva arquitectura digital para vehículos inteligentes, cinco soluciones inteligentes (conducción inteligente, cabina inteligente, mPower, conectividad inteligente y nube vehicular inteligente), y más de 30 componentes inteligentes.

La compañía reportó que sus productos y soluciones están diseñadas para ayudar a los fabricantes de automóviles a construir vehículos inteligentes y permitir a la industria actualizar su tecnología y convertirse en pioneros de conducción autónoma y nuevas formas de energía.

“La iniciativa ‘Huawei Inside’ está diseñada para integrar las fuerzas tecnológicas de Huawei con las capacidades de manufactura de vehículos de los fabricantes automotrices para construir autos inteligentes de alto nivel que ofrezcan una experiencia de conducción más disfrutable”, dijo William Wang, presidente de la Unidad de Negocios de Soluciones Inteligentes Automotrices en Huawei. “De cara a la transformación acelerada de vehículos inteligentes, Huawei está comprometida a iluminar el futuro de los vehículos autónomos a través de la innovación”.

Eric Xu, Presidente rotativo de Huawei, señaló recientemente en el Huawei Global Analyst Summit que su estrategia ha permanecido consistente y que está enfocada en ofrecer a los fabricantes automotrices componentes de TIC de valor agregado y soluciones inteligentes, en lugar de construir autos de la propia marca.

Agregó que ha estado en conversaciones con la mayoría de los fabricantes de autos en China y varias partes del mundo para explorar cooperación conjunta. La compañía ha seleccionado tres fabricantes de autos con los cuales tendrá una cooperación conjunta ayudándoles a construir sus sub-marcas. Los socios seleccionados son Beijing New Energy Automobile Co. Ltd., Chongqing Chang’an y el  Guangzhou Automobile Group.

“Me di cuenta que la industria automotriz necesita a Huawei. No necesita de la marca Huawei, sino que necesita nuestra experiencia en TIC para ayudar a construir vehículos orientados al futuro”, expresó Xu. “En 2018, en una reunión del equipo ejecutivo de Huawei, decidimos que Huawei no fabricaría automóviles, sino que ayudaría a los fabricantes de equipo original (OEM, por sus siglas en inglés) a construir mejores vehículos. Nuestra estrategia no ha cambiado”.

La Beijing New Energy Automobile liberó su auto inteligente de alto nivel ARCFOX Alpha-S HI el pasado 17 de abril, en asociación con Huawei. Es el primer vehículo en producción masiva que integra conducción autónoma para carreteras urbanas. Un video que demuestra la función de conducción autónoma del sistema habilitado por Huawei circuló recientemente en línea y se volvió viral, muestra cómo puede navegar el complejo tráfico urbano.

Además, la División de Negocios de Consumo de Huawei anunció en el Autoshow de Shanghai que inició una alianza con la empresa automotriz china SERES para ayudarles a vender su auto en tiendas especializadas de Huawei en China. El modelo SERES SF5 adoptó las soluciones HiCar de Huawei para ofrecer una mejor experiencia al usuario. Fue la primera vez que Huawei dio la bienvenida a un socio automotriz en su ecosistema.

Huawei fue fundada en Shenzhen, la ciudad sureña de China icónica por la reforma y la tecnología, en 1987. Fue una de las primeras empresas privadas en China y es totalmente propiedad de sus empleados. Adoptó la estrategia de concentrarse en las TIC y en una intensa inversión en Investigación y Desarrollo para crecer y convertirse en un proveedor global de infraestructura de TIC y dispositivos inteligentes.