Los ciberataques a las empresas y los fraudes “online” que afectan a las personas, son en la actualidad uno de los aspectos que más preocupan a todos, por ello Huawei invierte anualmente más de 10 billones en investigación y desarrollo (I + D) incluyendo la adopción de protocolos y estándares de ciberseguridad desde el proceso mismo de manufactura de productos y soluciones en seguridad de la información, que acompañen el vertiginoso ritmo de la digitalización en el mundo.

“En paralelo a las nuevas tecnologías como la inteligencia artificial, el 5G, la nube, el Big Data o el Internet de las cosas, Huawei está orientada con un mayor peso sobre los temas de la ciberseguridad que nos orilla a manejar protocolos con inteligencia artificial para minimizar los riesgos de vulnerabilidad por ataques externos”, dijo Martín Portillo Concha, Director de Seguridad y Cibernética de Huawei-México, en el 1er. Congreso Internacional de Ciberseguridad y Ciberdefensa, organizado por la Escuela Militar de Ingeniería (EMI).

La seguridad informática se ha convertido en un pilar de nuestro día a día al que hay que prestar atención tanto en el ámbito empresarial como en el personal, comentó el experto.

Lo que Huawei invierte en ciberseguridad representa alrededor del 5% de su inversión en I+D, que asciende arriba de los 10.000 millones de dólares. Con estas cifras, la compañía emplea a más de 1.500 personas que se dedican a tiempo completo a trabajar en ciberseguridad.

En ese sentido, apostar por la ciberseguridad se ha convertido en una herramienta estratégica de las compañías, especialmente de las que actúan en el sector de las telecomunicaciones. Consecuentemente, Huawei ha intensificado sus esfuerzos para tratar de conseguir que la red sea un lugar más seguro.

La compañía colabora en todos los países donde opera, no solamente con la construcción de infraestructura y aplicación de tecnologías, sino también valida y adopta las prácticas de trabajo que se han venido desarrollando en ciberseguridad.

“En aquellos países que están más avanzados hacemos inducciones más profundas y en los que están en procesos iniciales, nosotros los acompañamos mostrando esas mejores prácticas, preparándolos en capacitaciones y demostraciones de los protocolos en la ciberseguridad y la protección a la seguridad de la información, en centros de pruebas”, agregó.

“Actualmente Huawei cuenta con 7 centros de transparencia orientados a demostrar los esquemas y protocolos utilizados en las redes de telecomunicaciones en términos de ciberseguridad. El centro más reciente se ubica en China contando con 6 más en diferentes países del mundo. Se espera que en fechas próximas, se pueda contar con nuestro primer centro de transparencia en la región de Latinoamérica”. Expreso.

 “Hoy la ciberseguridad cobra más relevancia que los propios procesos tecnológicos porque si éstos no cuentan con la protección de datos, cualquier ataque a la seguridad de datos podrá echar por tierra todos los esfuerzos alcanzados en el desarrollo de la tecnología de punta”, agregó Portillo. Por ello la compañía cuenta con áreas donde descansan todos los procesos de ciberseguridad, entre los que se destacan:

  • Elaboración de la estrategia, la gobernanza y el control
  • Adopción de estándares y procesos de fabricación, validación y operación en términos de ciberseguridad
  • Cumplimiento de los requerimientos legales en cada país
  • Investigación y desarrollo enfocados a ciberseguridad
  • Procesos estrictos de verificación
  • Rastreabilidad de los procesos que tiene capacidad de aislar procesos que pongan en peligro a la seguridad de información
  • Procesos de auditoría interna y externa en ciberseguridad

Finalmente, concluyó que si no es posible tener una red 100% segura, sí es posible tener una red que adopte estándares y procesos para minimizar los ataques cibernéticos, con protocolos homologado con otros existentes y con esquemas internacionales de seguridad como las normas ISO a nivel mundial.