Análisis de Guillermo Barba @memobarba para semanario financiero Santa Cruz Económico. FOTO: Guillermo Barba: licenciado en economía por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y Máster en Economía de la Escuela Austríaca por la Universidad Rey Juan Carlos  (URJC) de Madrid, España. Es un profesional formado además en las teorías de la Nueva Escuela Austríaca de Economía (NASOE, por sus siglas en inglés), fundada por el Prof. Antal Fékete. Fue alumno de prominentes pensadores “austríacos” como Jesús Huerta de Soto, Miguel Angel Alonso, Philipp Bagus y Juan Ramón Rallo. Es un férreo defensor de la libertad individual, de la propiedad privada, los mercados libres y el dinero honesto. Es promotor del patrón oro y de la monetización de la plata.

En las inversiones, así como en la vida, a veces lo mejor (y también más difícil) es esperar. La volatilidad en los mercados puede conducir a la angustia, y esta es mala consejera y cuando un activo o inversión cae en picada, el miedo a perder hace que muchos vendan con la esperanza de recuperar algo de su dinero.
Un ejemplo claro de esto es el Bitcoin, que desde noviembre se ha depreciado a casi la mitad de su valor, pasando de 6,400 a 3,800 dólares. Tras su último mercado alcista hace un año, la criptodivisa ha estado envuelta en escándalos, acusaciones de ser un gran fraude y sujeta a preocupaciones acerca de su regulación.

El comportamiento errático de esta cripto seguramente ha decepcionado a muchos e inclusive ya se hayan deshecho de sus inversiones. Pero para los inversores más avezados esta es una oportunidad para posicionarse mejor, pues es cuestión de tiempo para que llegue el próximo bull market (alcista).
Así lo cree también Eric Dalius, ex inversionista en bienes raíces y ahora reconocido en el mercado del bitcoin.
“Muchos inversores en tecnología han observado que el precio tiende a subir en el último trimestre del año, seguido de una corrección (…) Los precios de Bitcoin han comenzado a estabilizarse a partir de octubre de 2018, mostrando una fluctuación menor que en años anteriores”, dice Dalius a Techbullion.com
No hay que echar en saco roto el consejo de esperar. A lo largo de la historia, ha rendido frutos. Cuando Steve Jobs volvió a Apple, alguien le preguntó cuál era su estrategia a largo plazo, pues la compañía estaba confinada a un nicho muy reducido en el mercado de las computadoras. Jobs simplemente respondió: “Voy a esperar la próxima gran oportunidad”.
Dos años después, cuando la tecnología avanzó más, presentó el primer iPod, revolucionó el mercado de la música y después hizo lo mismo con el de telefonía con el primer iPhone.

El empresario Hugo Salinas Price también cuenta otra interesante anécdota. Él compró un Centenario en 1972 a un precio de 717 pesos, no se desprendió de la moneda y, al cierre de noviembre, hizo la cuenta y ese mismo centenario ahora vale alrededor de 31,000 pesos.
En algunos activos, como el oro y el bitcoin, la paciencia da buenas recompensas. Así que hay que aprovechar las oportunidades para posicionarse mejor.
Así lo hemos estado haciendo en Top Money Report, y durante las dos escaladas más recientes de bitcoin, hemos obtenido buenos rendimientos comprando en el fondo, y vendiendo alto antes de una nueva corrección (caída).
Por lo explicado en este artículo, quizá la tendencia mayor del bitcoin siga siendo a la baja algún tiempo más, y hay que esperar para lograrg un giro de 180 grados en la dirección.
No obstante, en el camino, la volatilidad del bitcoin es propicia para obtener ganancias en el corto plazo, y a eso es a lo que está dedicado nuestro servicio de alertas instantáneas vía Telegram para nuestros suscriptores de pago. Manténgase atento de ese canal de comunicación, ya que el fin de año seguirá dando sorpresas y beneficios en las “criptos”.