“Un sistema financiero sólido, un CAP (Coeficiente de Adecuación Patrimonial) del 13% nos puede dar tranquilidad a todos, pero que no se tienen que bajar los brazos y solo les pido la máxima colaboración”, añadió la nueva autoridad al dirigirse a los servidores públicos de ASFI.

Romano es licenciado en economía de la Universidad Técnica de Oruro (UTO) y es máster en Finanzas Bancarías de la Universidad Católica Boliviana (UCB). El nuevo Director General Ejecutivo cuenta con más de 20 años de experiencia en regulación en supervisión de mercados financieros, incluyendo bancos, instituciones de microfinanzas y cooperativas de ahorro y crédito. Trabajó en la Superintendencia de Bancos y Entidades Financieras de Bolivia, en la Asociación de Supervisores Bancarios de las Américas (ASBA) en México y realizó consultorías en temas financieros en Marruecos, Ecuador, Panamá, Guatemala, Honduras, Uganda, Costa Rica y Nicaragua.

El nuevo ejecutivo de ASFI agradeció al ministro de Economía y Finanzas Públicas, José Luis Parada, por la confianza depositada en su persona y se comprometió a trabajar por el bien del país. “A lo largo de mi carrera profesional lo único que hecho es trabajar y trabajar y eso es lo que pienso hacer ahora. La asunción de la nueva Presidente de Bolivia, el compromiso que ella ha demostrado con el país, ha sido determinante para que yo pueda aceptar este reto”, puntualizó Romano.