Producción de gas bajó de 60 a 36 millones de m3 día

> Excepto el mercado interno, la disminución de la demanda de Brasil y Argentina tuvo efectos desfavorables para el país


El exministro de Hidrocarburos Mauricio Medinaceli advirtió que la producción de gas natural del país cayó de 60 a 36 millones de m3 día (MMmcd). Según explicó en un programa radial, a la fecha Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) envía a Brasil alrededor de 14 millones, entre 10 y 1 millones a Argentina y el mercado interno demanda otros 12 millones.

Sostuvo que este escenario se explica por la disminución de la demanda por parte de Argentina y la poca capacidad de producción de las empresas petroleras. “Este último escenario que sería aún más lamentable, porque daría cuenta de la fragilidad de nuestra capacidad productiva”, agregó.

Indicó que, “las variaciones en los envíos del energético tanto a Brasil como Argentina hasta el presente nos han condenado a vivir con el Jesús en la boca (volatilidad de cotizaciones internacionales) y sería inapropiado que debamos mantener inalterable ese escenario en los siguiente 50 años.

Atribuyó lo señalado a lo que no se hizo en el país. Dijo que los recursos de la nacionalización no fueron invertidos en la producción de bienes exportables de forma que esas actividades traigan dinero a Bolivia y no a la inversa. Por su parte, el especialista y también exministro, Carlos Miranda señaló que “los recursos naturales deben servir para diversificar la matriz productiva”.

DESCENSO

Medinaceli incidió que la exportación de gas natural a Brasil y Argentina cerró en diciembre de 2018 en uno de los niveles más bajos de los últimos años. Apenas 22.2 MM de mcd (las ventas de gas cerraron con 35.2 MM mcd), cuando los volúmenes máximos contractuales casi llegaron a 50 MM de mcd.

¿Fue que Brasil y Argentina pidieron menos gas natural? Lo que es malo, dado que no tenemos mercados alternativos y los proyectos de industrialización… o el proyecto de industrialización de la planta de urea es imposible que logre sustituir esta caída en las exportaciones, escribió en su blog.

LÍQUIDOS

Según explicó, lo sucedido en diciembre pasado –menor producción de gas natural– vino acompañado de menor producción de líquidos, es decir, de 50,500 barriles por día en enero del 2018 a 35,500 barriles por día a diciembre del mismo año. De esta forma, consecuentemente la producción de gasolina y GLP fue más baja lo que obligó al Gobierno a importar carburantes.

RENTA PETROLERA

Atribuyó que la volatilidad de precios tanto de hidrocarburos y minerales no debiera distraer otras alternativas económicas que aseguren soluciones del país en el largo plazo. Lo que vive actualmente la economía nacional, que se explica por las variaciones en la demanda de gas en los principales mercados (Brasil y Argentina) es el resultado de lo que no se hizo en el país. Dijo que los recursos de la nacionalización no fueron invertidos en la producción de bienes exportables de forma que esas actividades traigan dinero a Bolivia y no a la inversa.

Indicó que de encontrarse en Boyuy X2 el denominado, “mar de gas” aludido por el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, es momento de sembrar empresas eficientes orientadas al mercado. El desarrollo del yacimiento podría demorar entre dos a tres años, sino más como ocurrió con el pozo Incahuasi que fue descubierto en 2004 y que más de una década después comenzó a producir. La industria en este campo es de largo plazo, insistió.

Fuente: El Diario