El Ejecutivo analiza el impacto que podría tener la Ley de Diferimiento de créditos hasta el 31 de diciembre, porque se evalúa tanto la situación de los prestatarios quienes se vieron afectados por la pandemia, como de los ahorristas de quienes son los recursos que están en los bancos.

El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Óscar Ortiz, dijo este lunes que en los siguientes días se pronunciará sobre sí la presidenta Jeanine Áñez promulga la norma que fue aprobada y sancionada el 12 de agosto por la Asamblea Legislativa.

“Estamos trabajando justamente en el análisis del impacto de esta ley, entendemos las necesidades de todos quienes han tenido dificultades y han perdido ingresos en los últimos meses por la disminución de las ventas, por la imposibilidad de trabajar normalmente, pero al mismo tiempo tenemos que buscar un equilibrio con los ahorristas”, indicó el ministro Ortiz.

Durante las pasadas semanas, sectores como los gremiales, transportistas, microempresarios, entre otros, pidieron a la presidenta Áñez promulgar esa norma con el fin de alivianar sus situaciones económicas, toda vez que en el país se mantiene una cuarentena lo que les imposibilita generar recursos económicos para cubrir esas deudas.

 

Fuente: ABI