El ingreso de la pandemia del coronavirus en Bolivia, ha generado una oportunidad de mercado para los productores nacionales, relievó este viernes Sandra Marca, la coordinadora de Integración de Organizaciones Económicas de Bolivia (CIOEC Bolivia), que lidera la Red de Organizaciones de Productores Agrícolas y Forestales (ROPAF), en el encuentro virtual del Foro Mundial Rural.

“Esto permitió garantizar el abastecimiento de productos en las distintas ciudades del país, frente a la cuarentena rígida dictada por el gobierno. El trabajo arduo de los pequeños y medianos productores permitió que no exista desabastecimiento y que los productos lleguen a precios económicos”, destacó Marca, citada en un boletín de prensa.

“Durante la cuarentena, las familias rurales siguieron desarrollando actividades productivas, inclusive arriesgando su vida y la de sus familias, abasteciendo de alimentos a la población. A demás de la provisión de diversificada de alimentos y con ello ayudar a subir el sistema inmunológico, a partir de la ingesta de alimentos frescos y nutritivos”, explicó Marca.

El Foro Rural Mundial es una red plural que promueve la Agricultura Familiar y el Desarrollo Rural Sostenible agrupa a entidades que representan a más de 32 millones de agricultores y agricultoras familiares en los cinco continentes. Bolivia es representada en este organismo internacional a través de la CIOEC.

En ese marco, el Foro se desarrolló este viernes la “Sesión de diálogo informal entre Comité Nacional de Agricultura Familiar (CNAF) en tiempos de Covid-19”.

El objetivo de la sesión fue para conocer experiencias exitosas sobre acciones que los CNAF están llevando a cabo para hacer frente a los numerosos desafíos provocados por el Covid-19 en América Latina y Caribe.

El Foro destacó el trabajo realizado en Bolivia, por lo que invitó a exponer su experiencia frente a la pandemia del COVID-19. En este contexto, la CIOEC Bolivia compartió sus experiencias de articulación en temas referidos al abastecimiento a la población, el acceso a mercados y comercialización de productos durante estos meses de pandemia.

“Como pequeños productores, siempre atravesamos dificultades para la producción y comercialización de nuestros productos. Pero la pandemia nos ha dado la oportunidad de crear el mercado de la Agricultura Familiar que permitió llegar directamente del producto al consumidor. El cual tuvo un impacto bastante positivo, porque permitió que los precios no se incrementen y que haya un abastecimiento garantizado”, destacó Sandra Marca.

La CIOEC Bolivia lidera en el país la Red de Organizaciones de Productores Agrícolas y Forestales (ROPAF), la cual está integrada por la Asociación de Organizaciones de Productores Ecológicos de Bolivia, la Confederación Nacional de Productores y Recolectores de Cacao de Bolivia y la Asociación Nacional de Productores de Café.

 

Fuente: ABI