Foto: empresario Marco Salinas principal candidato a presidir CEPB (Foto La Patria)

 

La Federación de Empresarios Privados de Oruro (FEPO) respalda la candidatura de Marco Antonio Salinas Iñiguez para presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), elección que se cumplirá en breve, según convocatoria oficial que habilitó también a Luis Barbery Paz, candidato del empresariado de Santa Cruz.

Marco Salinas es actual presidente de la Cámara Nacional de Comercio y empresario vinculado al sector de la construcción, mientras que el empresario agroindustrial Luis Barbery es actual presidente de la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz, según informó el presidente de la FEPO, Germán Rioja Arze, al confirmar la próxima elección.

Informó que en la última reunión de Consejo Directivo de la CEPB se aprobó las dos candidaturas y que la FEPO determinó de forma institucional apoyar al candidato Marco Antonio Salinas, porque los empresarios bolivianos quieren un cambio que permita afrontar las demandas del sector.

Esa decisión es importante para Oruro y Potosí, porque estamos empeñados, junto a La Paz y Cochabamba, a reactivar la minería, que sigue siendo el sustento de la economía nacional, por lo que además contamos con un candidato en la fórmula de Salinas, Alejandro De Urioste, que está ampliamente vinculado a la producción minera y es integrante de la Cámara de Industriales de Huajara y directivo de la FEPO“, afirmó Rioja.

Explicó que la candidatura del presidente de la Cámara Nacional de Comercio, recibió respaldo de importantes cámaras nacionales y tres federaciones departamentales, entre ellas la de Oruro, lamentando que la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz, no es afiliada a la CEPB, habilitando a un candidato que no cumple el requisito de ser representante de una entidad asociada a la CEPB.

Reiteró que la renovación de las dirigencias empresariales siempre es saludable, más todavía si toca enfrentar la política de gobierno que impone normas en materia social, conculca derechos y no permite la negociación tripartita, entre trabajadores, empresarios y el gobierno en el tema referido al incremento salarial.

Demandó seguridad jurídica para que los empresarios puedan seguir aportando con inversiones y la generación de empleos dignos, asegurando que hoy no se puede desarrollar la minería nacional, en el sector de mayor producción que es la minería chica, porque no se tiene una política minera nacional.

Fuente: La Patria, Oruro