Ferroviaria Andina S.A. (FCA) suscribió un convenio con la Plataforma Potosina Medioambiental, liderada por jóvenes ambientalistas potosinos, para coordinar actividades y proyectos que beneficien a la comunidad de Potosí. Para ello FCA les otorgará un espacio dentro las instalaciones de la Estación de trenes que será utilizado como oficinas para el desarrollo de sus actividades.

“El cuidado del medioambiente es parte fundamental en nuestras actividades, es algo que lo tenemos internalizado y es parte de nuestro ADN. Por esta razón, la empresa está complacida de poder construir sinergias con jóvenes ambientalistas que buscan mejorar el entorno y beneficiar a la sociedad potosina, sin frenar el desarrollo productivo”, dijo Cynthia Aramayo, gerente general de FCA.

Por su parte, Kevin Aramayo, en representación de la Plataforma, señaló que valoran que Ferroviaria Andina sea una empresa comprometida con el desarrollo de Potosí, por lo que desean desarrollar varios proyectos con la empresa. También destacó la apertura que se les ha dado, impulsando las iniciativas ambientalistas de muchos jóvenes.

Asimismo, la empresa les otorgará un espacio para que pueda ser utilizado en ocasiones especiales como la presentación de actividades culturales relacionadas con la temática  medioambiental. Un primer proyecto conjunto será la arborización de los espacios verdes ubicados en la parte delantera de la estación.

Por su parte, la Plataforma Potosina Medioambiental se comprometió a colaborar de manera oportuna y eficiente con las actividades medioambientales en el área de influencia del ferrocarril, dentro del Programa de Responsabilidad Social Empresarial de la compañía, para el logro de sus objetivos.

Esta Plataforma es una organización de adolescentes y jóvenes, sin fines de lucro, que trabaja en defensa de los Derechos Medioambientales y Derechos Humanos así como en la promoción de los mismos.

Esta agrupación surgió el 9 de enero de 2021 en la ciudad de Potosí, a la cabeza de sus fundadores Estefany Ricaldi Romay y Kevin Aramayo Marcani, con la intención de generar un espacio juvenil dedicado a la conservación, preservación y protección del medioambiente; y la promoción de los derechos de la Madre Tierra, así como los derechos de los pueblos indígenas y su territorio.

Trabaja en cinco municipios del departamento potosino, ocupando las cuatro regiones de Potosí y consolidándose como la organización ecológica de adolescentes y jóvenes más reconocida de la región, con alianzas estratégicas en 21 municipios de Bolivia.