El presidente de la Cámara de Exportadores (Cadex), Oswaldo Barriga, expresó este jueves su rechazo a la Acción Popular interpuesta contra el uso de la biotecnología en la agroindustria y señaló el riesgo al que exponen a la economía y la producción agrícola.

“El uso de la biotecnología para el mejoramiento de la producción agrícola genera superávit y soberanía alimentaria (…) Su rechazo al uso de esta tecnología (semillas genéticamente modificadas) sin debido sustento científico pone en riesgo la producción nacional”, declaró el empresario.

En criterio de Barriga, el país se encuentra en el momento oportuno para llevar todas las acciones que permitan mejorar la producción agrícola.

“Estamos convencidos que es el momento de generar mayor productividad, mejores precios y eso mejora toda la cadena de la producción”, dijo.

Días atrás, la Asamblea por los Bosques y la Vida (ABV), a nombre de pueblos indígenas y organizaciones no gubernamentales, presentó ante el Tribunal Constitucional un recurso de Acción Popular contra los decretos gubernamentales que autorizan el uso de semillas transgénicas para la agroindustria.

Los cuestionados de la ABV tienen que ver con la aprobación y vigencia de Ley1098/2018 referida al uso de adictivos de origen vegetal y al Decreto 3874/2019, asociada a la producción agrícola para la producción de biodiesel.

Sobre este asunto, el presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Reinaldo Díaz Salek, también expresó el rechazo de ese sector a las acciones legales de la ABV, advirtiendo sobre el impacto que podría ocasionar a la seguridad alimentaria y a la economía nacional.

Díaz Salek puntualizó que la medida legal de los activistas en torno a la ABV plantea coartar la producción de maíz, caña de azúcar, trigo, soya y algodón con semillas genéticamente modificadas.

En ese contexto, señaló que este recurso legal atenta contra el normal abastecimiento de alimentos y empleos en el país.

 

Fuente: ABI