Más de 55 millones de bolivianos gastados en rubros que no sirvieron de nada hasta ahora. Ineficacia e ineficiencia estatal, mientras los montos de jubilación siguen siendo paupérrimos, indica el experto analista Julio H. Linares.