El candidato presidencial Oscar Ortiz denunció que el Gobierno de Bolivia y la consultora canadiense Sproule International mintieron hace un año cuando anunciaron que las reservas probadas de gas natural del país llegaban a 10,7 billones de pies cúbicos (tcf) a diciembre de 2017.

«Se faltó a la verdad con el pueblo boliviano asegurando que se cuenta con 10,7 tcf (…) básicamente las reservas no alcanzan ni para cumplir el contrato con Argentina ni alcanzarían para renovaciones con Brasil, o el país no tendría asegurada su seguridad energética para los próximos años», dijo Ortiz en conferencia de prensa.

Asegurando que había conocido el informe completo del estudio de certificación hecho por Sproule, Ortiz dijo que, contrariamente a lo que anunció el Gobierno, las reservas probadas «en producción» a diciembre de 2017 eran de solo 5,6 tcf, y las probadas «no desarrolladas», 3,4 tcf.

«Esto suma 9 tcf y en ninguna parte del informe hay una justificación de dónde sacan 1,7 tcf de reservas adicionales para llegar a los 10,7», explicó, acusando a la firma canadiense de haber sido cómplice de la supuesta mentira gubernamental.

Las reservas de gas de Bolivia han sido con frecuencia motivo de polémica entre opositores y oficialistas, con los primeros denunciando que el país se estaría encaminando a una crisis energética.

Actualmente, Bolivia tiene una capacidad de producción de unos 60 millones de metros cúbicos diarios de gas natural, de los cuales bombea hasta tres cuartas partes a los mercados argentino y brasileño. (Sputnik)

Con datos de Sputnik.

Foto: archivo