Ante las resoluciones emitidas por el Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) contra los constructores, hoteleros y las Administradoras de Fondos de Pensiones, a quienes impuso la obligatoriedad de entregar información sobre su actividad, el sector empresarial de Cochabamba planteó al Gobierno que, en vez de generar mayores costos, incremente en términos reales el universo de contribuyentes y, en consecuencia, las recaudaciones del fisco, sostuvo el vicepresidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Javier Bellot.

Horas antes, el presidente del sector empresarial privado Ronald Nostas rechazó las disposiciones del fisco, porque considera que imponen más costos a los contribuyentes.

Bellot sostuvo que no por apretar a la gallina de los huevos de oro, ésta va a generar más, ya que en algún momento se muere, y es por ello que planteó que la decisión que tiene que tomar la administración tributaria (SIN) es mejorar su labor, ampliando el universo de contribuyentes.

Explicó que ampliar el universo de contribuyentes supone incorporar a la legalidad a las empresas informales, mediante algunos ajustes a su misma normativa, con el objetivo de que el empresariado constate los beneficios de tributar al Estado.

INFORMALIDAD

Lamentó que las empresas formales tengan demasiada presión, actitud que puede provocar la muerte del emprendimiento o su migración a la informalidad, y es por ello que este tipo de procedimiento no es lo mejor.

Es por ello que la mejor vía para ampliar la base fiscal es estimular el mercado interno, que garantice un flujo de recursos acorde con las necesidades del país, así como promover y facilitar las exportaciones, señaló el titular de los empresarios de Cochabamba.

En ese ámbito, Bellot manifestó que se puede maximizar resultados de producción del país, y para ello se requiere un ambiente que facilite el trabajo de las empresas para que, de esta manera, incremente su dinámica de negocios y garantizar las condiciones del consumo interno, que es la preocupación del Gobierno.

Afirmó que nadie discute el trabajo que realiza el SIN, de regular ciertas operaciones, pero no puede restringir la actividad económica, y es por ello que las resoluciones emitidas obligando a los referidos sectores a entregar información pormenorizada va en contrasentido con su responsabilidad de aumentar las recaudaciones.

DISPOSICIONES

Como se recordará el SIN emitió tres resoluciones: una establece que las empresas constructoras deben informar las características y los costos de las obras que estén ejecutando, caso contrario serán sancionadas; también ordena a las empresas unipersonales o jurídicas que prestan servicios de hotelería u hospedaje a remitir información detallada de su actividad al SIN; y la tercera obliga a las AFP y a la futura Gestora a entregar información detallada respecto a las personas aseguradas dependientes, independientes y consultores de línea.

Las tres resoluciones aprobadas entre diciembre de 2018 y enero de 2019 establecen que empresas y personas que se dedican a la construcción y a la prestación de servicios hoteleros, entreguen información a impuestos, y también la instrucción alcanza a las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) y a la Gestora Pública de la Seguridad Social de Largo Plazo, cuando ésta entre en funcionamiento.

Fuente: El Diario