Análisis de Guillermo Barba @memobarba para semanario financiero Santa Cruz Económico. FOTO: Guillermo Barba: licenciado en economía por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y Máster en Economía de la Escuela Austríaca por la Universidad Rey Juan Carlos  (URJC) de Madrid, España. Es un profesional formado además en las teorías de la Nueva Escuela Austríaca de Economía (NASOE, por sus siglas en inglés), fundada por el Prof. Antal Fékete. Fue alumno de prominentes pensadores “austríacos” como Jesús Huerta de Soto, Miguel Angel Alonso, Philipp Bagus y Juan Ramón Rallo. Es un férreo defensor de la libertad individual, de la propiedad privada, los mercados libres y el dinero honesto. Es promotor del patrón oro y de la monetización de la plata.


De las perspectivas económicas optimistas sobre Estados Unidos y el mundo a principios de año ya queda poco, casi nada. Las noticias llegan como frentes fríos que anuncian un invierno económico y, cuando éste llegue, muchos ya se habrán resguardado.
Uno de los pocos que veían venir esto desde hace tiempo es Roland Kaloyan, estratega del banco francés Société Générale (SocGen), quien ya preveía que el mercado tomaría una tendencia a la baja (bearish) en 2018, y lo vimos en octubre pasado, cuando cayeron los índices accionarios Dow Jones y el S&P 500.
Kaloyan, dice que el fantasma de la recesión en Estados Unidos podría materializarse en 2020. Los mercados, tratando de anticiparse, caerían en la segunda mitad de 2019.

Estados Unidos enfrentará varios riesgos en 2019, de acuerdo con SocGen. Los más relevantes son:
Riesgo de estancamiento político debido a la victoria de los demócratas en la Cámara de Representantes en las elecciones intermedias del 6 de noviembre. “Esto podría tener serias consecuencias económicas y de mercado, como cierres gubernamentales potencialmente más frecuentes, intentos de juicio político (contra Donald Trump) e incertidumbre general”, indica Kaloyan.
Política monetaria estadounidense más restrictiva. Los activos financieros de Estados Unidos se beneficiaron de una política monetaria ultra acomodaticia durante una década, con los fondos de la Reserva Federal por debajo de la tasa de inflación subyacente, desde 2008.
“Nuestro escenario supone tres aumentos de tasas más, elevando los fondos de la Reserva Federal al 3% en junio de 2019”, anticipa el analista de SocGen.

Fin del crecimiento en 2019. El consenso general dice que la economía de Estados Unidos disfrutará de su último tramo de expansión en 2019, lo que hace de este ciclo el más largo de la historia (en junio de 2019).
Mientras tanto, el estímulo fiscal (con el recorte de impuestos impulsado por Trump) ha pospuesto la fecha de la próxima recesión, que SocGen espera ahora a principios o mediados de 2020.
La huida. Y precisamente cuando la música pare, los inversionistas se retirarán hacia activos más seguros. El banco francés pronostica que el S&P 500 termine en 2,400 puntos a finales de 2019, esto sería 10% menos que el nivel actual de este importante índice accionario.
Y como hemos visto durante octubre y noviembre, las inversiones también están volando de México hacia un mejor destino por las decisiones del presidente electo López Obrador, respaldadas en cuestionables consultas públicas. Cuando el riesgo es demasiado alto, los participantes de los mercados no lo dudan y salen de los países y activos con clara volatilidad.
Las señales en Estados Unidos son evidentes, en China también, donde tratan de mantener a flote la burbuja inmobiliaria más grande del mundo. Buscar refugio financiero en estos tiempos es imperativo.