Análisis de Guillermo Barba @memobarba para semanario financiero Santa Cruz Económico. FOTO: Guillermo Barba: licenciado en economía por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y Máster en Economía de la Escuela Austríaca por la Universidad Rey Juan Carlos  (URJC) de Madrid, España. Es un profesional formado además en las teorías de la Nueva Escuela Austríaca de Economía (NASOE, por sus siglas en inglés), fundada por el Prof. Antal Fékete. Fue alumno de prominentes pensadores “austríacos” como Jesús Huerta de Soto, Miguel Angel Alonso, Philipp Bagus y Juan Ramón Rallo. Es un férreo defensor de la libertad individual, de la propiedad privada, los mercados libres y el dinero honesto. Es promotor del patrón oro y de la monetización de la plata.


 

La expansión (corrupción) monetaria es una trampa en la que los planeadores de políticas metieron al mundo desde hace años. Y cuando se pensaba que algún día la montaña de dinero sería menos grande, la Fed dice que este año dejará de reducir su hoja de balance y el BCE va a continuar con sus subastas de liquidez para reanimar artificialmente a la zona euro.
Jim Sinclair, un afamado especialista en metales preciosos, dice que estamos viviendo en una era de “QE (Quantitative Easing) al infinito” como una forma de fingir solvencia financiera y manejar la creciente deuda en el mundo.
Sinclair acuñó desde hace años el concepto llamado Gestión de Perspectivas Económicas (MOPE, por sus siglas en inglés), que no es más que la manipulación que hacen los gobiernos en los mercados, política económica y monetaria, para impulsar ciclos artificiales de crecimiento.

“MOPE no tiene capacidad para hacer crecer los fundamentos de las buenas condiciones comerciales. Más bien, el objetivo de MOPE ha sido recientemente, y siempre lo será, hacer crecer la deuda más allá de cualquier medida de lo razonable. Nuestros genios en las escuelas de posgrado de la Ivy League, el Tesoro de EU y la Reserva Federal están a punto de sufrir el impacto de sus vidas a mediados de 2019 cuando Von Mises, Ricardo y Smith se alcen sobre las cenizas de la codicia total, junto con la arrogancia económica”, dice en un correo electrónico enviado a clientes.
En otras palabras, la corrupción monetaria es la antítesis de la economía conservadora y de sus fundamentales, como el ahorro y la inversión productiva. Esta expansión al infinito está provocando desbalances en las economías y las empresas, al grado que los pasivos acumulados serán más grandes que los activos. Técnicamente, eso es estar en quiebra.

Pero solamente están retrasando el fin con más manipulación y con la complicidad de otros actores: “Los mercados accionarios de todo el mundo han estado celebrando la cancelación de la ley económica. La Escuela de Economía de Austria y todas las enseñanzas de David Ricardo y Alan Smith, han sido declaradas muertas. Además, el uso de la Inteligencia Artificial, operada por las computadoras más avanzadas, ha resultado en una manipulación del mercado tan grande que no existe un precedente histórico.”
Un día ese castillo de naipes se caerá y pocos podrán evitar el desastre financiero, solamente aquellos que efectivamente sigan los fundamentales económicos y entiendan que hay leyes inmutables que no pueden cambiarse.
“Si los mercados pudieran controlarse globalmente, las leyes de la economía podrían cancelarse y las depresiones y recesiones para siempre. Eso no es posible, y seremos testigos de esto muy pronto”, dice el especialista, quien da un consejo: “Sé tu propio banco central”. Esto quiere decir; acumulen oro como si no hubiera un mañana…y plata.