El economista, Gabriel Espinoza, ve al empresariado cruceño, como un pilar del modelo económico del Gobierno, basado en el consumo.

Por esto, es que lo fortalece con proyectos estratégicos como el bioetanol, o Puerto Busch.

También le atribuye un valor electoral, ya que a través de las empresas pueden incidir en el voto de los trabajadores.

 

Texto: El Deber