Más de 13 mil clientes, entre hombres y mujeres de pequeñas y medianas empresas de Cochabamba, recibieron el apoyo de Banco Pyme Ecofuturo S.A. para construir y mejorar las oportunidades de sus actividades económicas, mediante créditos y asesoramiento financiero permanente.

“Yo me dedicaba a cocinar chicharrón, no tenía mesas ni sillas y gracias al crédito del banco he podido crecer y ampliar mi restaurante, también contratar gente. Tengo muchos más clientes y me ha ido bien gracias al crédito”, dijo la señora Casta Alvarez, una cochabambina que tiene una chicharronería en el kilómetro 37, en la carretera a La Paz, cerca de Parotani.

La cartera de créditos de los diferentes sectores económicos de Cochabamba registró un incremento importante en el último tiempo, sumando a la fecha más de 91,5 millones de dólares que beneficiaron a 13.039 clientes. De ese total el 76,17 % se destinó a créditos productivos.

“Además del restaurante he podido diversificarme y hacer otros negocios. Por ejemplo, he podido explotar una propiedad que teníamos en Potosí, cerca de Uyuni. Ahí hemos sembrado quinua y ya hemos cosechado varias veces. Justamente hace unos días hemos cosechado otra vez”, agregó.

De igual manera, la Sra. Casta señaló que gracias al crédito impulsó su restaurante y pudo tener más recursos para sanear la documentación de su asociación a una cooperativa minera en Tapacarí, reactivando esa actividad en la explotación y comercialización de piedra calisa y yeso.

En todas sus actividades, su familia está involucrada, su esposo e hijos. El crédito le permitió generar fuentes de empleo que le ayudan en la atención del negocio.

Por su lado Marcos Ibañez, gerente de la sucursal Cochabamba, afirmó que el sector productivo del departamento se ha dinamizado, lo que muestra una pujanza donde Banco Ecofuturo es el mejor aliado financiero. Hace poco tiempo la sucursal rompió el récord en la otorgación de créditos superando los 90 millones de dólares.

“Para nosotros, asistir en cada paso en los negocios de nuestros clientes es nuestra prioridad. Ellos han superado los desafíos que ha traído consigo la pandemia, se han reinventado, han reenfocado sus actividades y, ahora, las están potenciando. En consecuencia, nuestra estrategia ha sido atenderlos personalizadamente, asesorarlos en todo momento y apoyar su reactivación”, aseguró Ibañez.

No solo los créditos se dinamizaron en Cochabamba, también las captaciones. Los depósitos suman 15,56 millones de dólares con un total de 38.961 clientes.