El titular de Economía consideró que sería pertinente dejar que ese dinero siga ganando rentabilidad para que los beneficiarios reciban una buena jubilación, ya que para muchas personas llega a ser el único sustento cuando llegan a la vejez.

El proyecto de “Ley para la devolución parcial o total de aportes” de las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) prevé alcanzar al menos a 1.6 millones de beneficiarios potenciales, pero al retirar ese dinero, probablemente, la jubilación sufrirá un deterioro, advirtió el ministro de Economía, Marcelo Montenegro.

“Es una decisión totalmente personal que involucra un análisis costo beneficio, de que sacando estos recursos y utilizándolos, probablemente la jubilación también va a tener un deterioro, salvo que puedan, de alguna manera, reponerlo o trabajar más años”, señaló Montenegro ayer, en Bolivia TV.

El proyecto de ley fue presentado a la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) por el jefe de Estado, Luis Arce y, según el titular de Economía, se inyectarán al mercado al menos $us 500 millones.

El proyecto de ley permitirá el retiro de fondos en un rango de 15% a 100%, pero establece exclusiones para seis grupos de personas, entre estos quienes están trabajando en el sector público o privado y a los que acumularon más de 100 mil bolivianos.

 

Fuente: ANF