Varias poblaciones del Beni sufren para abastecerse de combustibles y GLP; sin embargo, el director distrital de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), Marco Antonio Lara, garantizó el viernes la provisión de carburantes en las poblaciones, pese a la temporada de lluvias.
“El abastecimiento en todas las localidades del Beni es totalmente normal en esta época de lluvias, para que la población no se sienta afectada, de una u otra manera vamos a hacer llegar el combustible”, informó. No obstante, varias zonas rurales de ese departamento no hay carburantes ni GLP.Lara dijo que cada mes se asigna 3,4 millones de litros de gasolina a Trinidad, Riberalta 2,3 millones y en Guayaramerín 805.000 litros.

Detalló que Trinidad recibe cada mes 6 millones de litros de diésel, Riberalta 2,7 millones y uno Guayaramerín.

“Son volúmenes bastantes altos por la época que estamos viviendo y para que la gente pueda estar tranquila”, agregó.

Las demás poblaciones reciben un cupo menor y son abastecidos vía terrestre y fluvial.

“La provisión de Gas Licuado de Petróleo también es regular”, agregó.