FOTO: EXMINISTRO DE PETRÓLEO Y GAS DE BOLIVIA MAURICIO MEDINACELI

La importación de Argentina de gas natural boliviano habría sido menor en diciembre respecto de 8.9 Millones de Metros Cúbicos Día (MMmcd) exportados en noviembre pasado. Hay cuestionamientos sobre los resultados exploratorios YPFB en 13 años de la gestión de Gobierno.


El exministro de petróleo de Bolivia Mauricio Medinaceli advirtió este fin de semana que las exportaciones de gas natural al vecino país se mantuvo en descenso durante el mes de diciembre.

De acuerdo a la estadística que presentó en su cuenta de Facebook, el volumen de envíos a la Argentina en noviembre pasado fue de 8.9 Millones de metros Cúbicos Día (MMmcd), mientras que en octubre llegó a 12 y en septiembre 17.1 MMmcd.

EXPLORACIÓN

Al respecto, la Fundación Jubileo, evaluó que los datos de la última certificación de reservas, presentada el 29 de agosto del año en curso, plantean que, si bien se han repuesto las reservas probadas, existe una considerable disminución en las reservas probables y posibles de gas natural, lo cual es reflejo de la insuficiente actividad exploratoria en los últimos años.

“Esta situación mantiene aún vigentes los retos de institucionalizar la empresa petrolera nacional, redefinir la política hidrocarburífera del país con un nuevo horizonte a largo plazo que debería ser plasmado en una nueva ley sectorial”, recomendó en informe de la Fundación sobre las industrias extractivas en Bolivia.

YPFB

Medinaceli cuestionó hace unos días la calidad y los resultados de la gestión de la estatal petrolera luego de 13 años del actual régimen de Gobierno. La ausencia de resultados en exploración y la permanencia de mercados tradicionales para el hidrocarburo según Medinaceli son dos aspectos en los cuales el Gobierno no generó avances significativos.

El experto de la Fundación Jubileo, Raúl Velásquez, planteó a las autoridades la urgencia de reestructurar Yacimientos con miras a las próximas negociaciones sobre contratos futuros de compra y venta de gas natural con Brasil y Argentina donde predominarán nuevos actores no estatales en el negocio de compra y venta de gas.

Fuente: El Diario