El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro, aseguró que esa medida “oxigenará” la economía de los productores bolivianos que fueron afectados por los efectos del Covid-19 y “por la mala administración” del gobierno transitorio.

El Gobierno informó este viernes que los créditos que se otorgarán a la industria nacional con el fondo de 911 millones de bolivianos contarán con periodos de gracia, para garantizar el dinamismo y la reactivación de la economía. Los industriales anticiparon que el fondo será de beneficio para el sector.

“La tasa de interés (de los créditos) es de 0,5% anual, pueden acceder para capital de inversiones de cinco a diez años con un año de gracia y pueden acceder también para capital de operaciones de hasta tres años con seis meses”, anunció el ministro de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Néstor Huanca, en una entrevista con la estatal Radio Illimani.

Mediante el decreto 4424, el Gobierno creó fideicomisos por un monto inicial de 911 millones de bolivianos para fomentar la producción de bienes e insumos nacionales a través de créditos que permitan promover la sustitución de las importaciones.

Huanca calificó a la otorgación de créditos con el fondo como una medida histórica en el país, ya que impulsa a la industria nacional a dar valor agregado a la materia prima con una “gran ventaja” financiera.

Precisó que, inicialmente, se priorizarán créditos para aquellos rubros relacionados con la madera, textiles, metal mecánica y cuero.

A su turno, el presidente de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), Ibo Blazicevic, aseguró que el fondo beneficiará a la reactivación del sector.

“Creemos que es un fondo que nos va a ayudar bastante, porque acabo de ver que por ejemplo habrá la posibilidad de prestarnos para capital de inversión hasta 5 millones de bolivianos”, sostuvo en una entrevista en el canal estatal Bolivia TV.

El empresario destacó la tasa de interés de 0,5% anual de los créditos que recibirá el sector productor, además de los periodos de gracia. Agregó que el fondo busca transformar al país en una “economía productiva” y dejar atrás al Estado exportador de materias primas sin valor agregado.

Al respecto, el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro, aseguró que esa medida “oxigenará” la economía de los productores bolivianos que fueron afectados por los efectos del Covid-19 y “por la mala administración” del gobierno transitorio.

“En Santa Cruz, por ejemplo, hay un emprendimiento productivo que apunta a sustituir el diésel, con una planta pequeña de biodiesel, esa es la lógica, sustituir importaciones”, explicó en una entrevista en la televisora Red Uno.

Montenegro afirmó que el decreto 4424 marca un nuevo inicio para la reactivación económica del país, para apoyar a los productores micro, medianos y grandes que tengan proyectos y emprendimientos, con el propósito de sustituir los insumos y productos finales importados y generar nuevas fuentes de empleo e ingresos.

 

Fuente: ANF